Trump permite crecimiento del liderazgo chino

Niños estudiantes caminan en una calle de Taipei, capital de Taiwán, país que desató el escándalo de la OMS, al señalar que había alertado a esa entidad sobre el Covid-19 en diciembre del año pasado.
Crédito: VANGUARDIA - EL NUEVO DÍA
Estados Unidos aporta entre 400 y 500 millones de dólares. La decisión del presidente estadounidense es un duro golpe para el organismo y se produce en un momento álgido, por su papel en la lucha global contra la pandemia.
PUBLICIDAD

Con su polémico movimiento para suspender el financiamiento a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en medio de la pandemia de coronavirus, el presidente estadounidense Donald Trump, puede ganar algunos puntos a nivel doméstico, pero abre una oportunidad que China está encantada de explotar.

Los críticos dicen que Trump está ansioso por encontrar un chivo expiatorio ante la muerte de miles de estadounidenses por Covid-19, aunque existe un amplio consenso en Washington de que la OMS fue demasiado concesiva con China cuando el virus surgió por primera vez en la metrópoli de Wuhan.

Trump, que ha criticado ferozmente a las agencias de la ONU y la ayuda al exterior como parte de su filosofía “Estados Unidos primero”, anunció el martes la suspensión de los fondos de su país para la OMS por su “mala gestión y encubrimiento de la propagación” del virus que ha enfermado a más de dos millones de personas.

La decisión se produjo justo cuando EE.UU. empezaba a ver cómo sus críticas a China ganaban nuevos adeptos, con varios países que asimilaron las entregas de suministros médicos chinos a actos de propaganda, mientras Francia convocaba al embajador de Pekín por sus declaraciones sobre la respuesta de países occidentales al virus, y naciones africanas se mostraban furiosas por la discriminación china de sus ciudadanos.

Brett Schaefer, investigador principal de la Fundación Heritage, un centro de reflexión conservador, está de acuerdo con las críticas a la respuesta de la OMS, pero opina que Estados Unidos había errado el mensaje.

“Hubo una gran frustración y enojo expresados por varios países sobre la respuesta de China y su papel en la propagación de Covid-19 en todo el mundo, y creo que la decisión del presidente desvía la atención de ese tema hacia la decisión de Estados Unidos”, analiza Schaefer.

 

Europa afronta semanas críticas

Las próximas semanas, en las que muchos países europeos pondrán en marcha medidas de transición tras los confinamientos masivos, serán críticas para el continente, que ayer llegó al millón de casos de Covid-19, advirtió el director para Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge.

Así lo resumió en conferencia de prensa Kluge y señaló que en la región “es imperativo no bajar la guardia” y estudiar cuidadosamente si cada país reúne los seis puntos fijados por la OMS antes de aliviar las medidas de aislamiento social. Puntos que incluyen garantizar que los contagios están controlados y que el sistema sanitario afronte la fase de transición.

Recordó que más de 84.000 personas han fallecido en el continente europeo, y que de las naciones más afectadas, varias muestran cifras que invitan al optimismo (España, Italia, Francia, Alemania).

 

Dato

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega reapareció este miércoles en televisión, tras 34 días sin dar la cara en público en medio la pandemia.

 

Dato

El mundo de la literatura lamentó ayer el fallecimiento del escritor chileno Luis Sepúlveda a los 70 años, víctima de coronavirus. Murió en el hospital de Oviedo (España ).

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios