Líbano se queda sin gobierno tras la tragedia por explosión

Crédito: AFP - EL NUEVO DÍA
El saliente primer ministro responsabilizó de la catástrofe de Beirut a la “clase política” que “lucha con todos los medios sucios” y subrayó que su Gobierno tecnócrata hizo “todo lo que pudo por salvar el país”.
PUBLICIDAD

Seis días después de la explosión en el puerto de Beirut que acabó con la vida de al menos 165 personas, el frágil Gobierno del Líbano ha caído ayer en medio de protestas violentas que se repiten en las calles y que exigen la dimisión de todos los dirigentes del país.

En una jornada en la que tres ministros -los de Justicia, Finanzas y Juventud- habían adelantado el destino de todos los miembros del gabinete al presentar su renuncia, el primer ministro libanés, Hasan Diab, anunció lo que ya todo el mundo esperaba

“Damos un paso atrás para estar con la gente, para combatir con ella por el cambio. Por eso, anuncio hoy la renuncia de este Gobierno”, dijo Diab en un mensaje a la nación en el que habló de la lucha contra los corruptos y la necesidad de tener un Ejecutivo de salvación nacional.

El anuncio llegó en medio de protestas por tercer día consecutivo en los alrededores del Parlamento y la Plaza de los Mártires, el núcleo de la revolución que comenzó el pasado 17 de octubre, que se llenó una vez más de gases lacrimógenos y fuegos artificiales.

“¡Ha dimitido, ha dimitido!”, gritaba Rasha, de 27 años, en medio de unos tímidos gestos de celebración, mientras un centenar de manifestantes se enfrentaba con las fuerzas de seguridad.

“Lo que ha pasado ahora tendría que haber pasado antes. La explosión mató a gente y por eso dimiten, pero no es suficiente (...) Todo el sistema debe cambiar, empezando por el presidente hasta los diputados”, afirma Rasha, mientras se aleja con prisa del centro de los disturbios.

Corrupción más grande

Los choques de ayer causaron hasta el momento 45 heridos, de los cuales siete fueron trasladados al hospital, informó la Cruz Roja libanesa.

En un discurso lleno de alusiones al sistema corrupto y los que se aprovechan de ello -una mención habitual que nunca va acompañada ni de nombres ni de acusaciones concretas- Diab aseguró que el problema es más grande que el propio Estado. Francia dijo que la crisis requiere ahora la formación rápida de un nuevo gabinete.

Declaración de responsables

El fiscal general libanés, Ghassan al Khoury, tomó declaración ayer responsables de los aparatos de seguridad del Estado en relación con la explosión que el pasado 4 de julio. Al Khoury tomó testimonio al director general del Servicio de Seguridad del Estado, general Tony Saliba, en el Palacio de Justicia de Beirut, según informó la estatal Agencia Nacional de Noticias (ANN).

Varios países, organizaciones, políticos y libaneses de a pie han llamado al lanzamiento de una pesquisa internacional sobre la explosión de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas.

 

AGENCIA

Comentarios