El clima da un respiro a los bomberos en EE.UU., pero preocupa el pronóstico

Crédito: VANGUARDIA- EL NUEVO DÍABomberos descansan en el bosque en Cascadel Woods después de luchar contra el Creek Fire toda la noche.
Los vientos suaves, la mayor humedad y las bajas temperaturas de la madrugada ayudaron ayer a los bomberos en las tareas de contención de las decenas de fuegos que queman el oeste de Estados Unidos, pero preocupa el pronóstico meteorológico de las próximas horas.
PUBLICIDAD

Pese a las condiciones favorables, el Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU. emitió un aviso y alertó de que el tiempo “contribuirá probablemente a expandir fuegos existentes y a iniciar otros nuevos” en Oregón y el norte de California, las regiones más afectadas.

De todos los pronósticos, el que más preocupa es el de fuertes vientos, que podrían volver a descontrolar los incendios y echar a perder todos los avances logrados este fin de semana.

 

Decenas de desaparecidos

Desde que se iniciaron la mayoría de los fuegos a mediados de agosto, más de una treintena de personas han fallecido en los tres estados de la costa oeste de EE.UU., California, Oregón y Washington, decenas de miles de vecinos siguen evacuados y hay varias personas desaparecidas.

En el Norte de California, los bomberos alcanzaron una contención del 28% del incendio bautizado como August Complex, en los condados de Mendocino y Humboldt, el mayor de la historia reciente del estado y que ya ha arrasado 355.102 hectáreas en una zona montañosa de muy difícil acceso para las tareas de extinción.

 

Miedo al futuro

La mayor parte de los fuegos se declararon el fin de semana del 15 de agosto a causa de una tormenta eléctrica nada habitual en la región en la que cayeron más de 10.000 rayos, y desde entonces la sequedad, los fuertes vientos y las altas temperaturas los han hecho extenderse a gran velocidad.

Uno de los aspectos que más preocupan a las autoridades es que esta situación se está dando cuando aún no se ha llegado a octubre y noviembre, que tradicionalmente constituyen la “temporada” de incendios en California, por lo que en los próximos meses las circunstancias podrían empeorar todavía más.

 

AGENCIA, SAN FRANCISCO

Comentarios