Una sonda de Estados Unidos alcanzará el asteroide Bennu

Crédito: AFP / EL NUEVO DÍALa operación es especialmente complicada ya que, a más de 320 millones de kilómetros de distancia, los ingenieros no pueden garantizar una precisión absoluta.
La sonda estadounidense Osiris-Rex bajará el 20 de octubre a la superficie del asteroide Bennu para tomar muestras de su suelo, con la esperanza de llevarlas a la Tierra y aportar así información sobre el origen del sistema solar, anunció la Nasa.
PUBLICIDAD

Los investigadores de la agencia espacial estadounidense eligieron ese asteroide de 490 metros de diámetro porque pensaban, basándose en observaciones por telescopio, que estaba cubierto de arena "como una playa", explicó por videoconferencia Dante Lauretta.

Semejante superficie habría garantizado una operación de muestreo sin mucho peligro. Pero al llegar cerca del asteroide a finales de 2018, las imágenes mostraron que en realidad estaba cubierto de rocas. "La superficie es rugosa, escarpada y rocosa", describió el científico.

Al tocar el suelo, el robot va a soplar nitrógeno, lo que hará volar granos del suelo del asteroide que serán recogidos por el brazo de Osiris-Rex. El objetivo es tomar una muestra de al menos 60 gramos.

WASHINGTON, AFP

Comentarios