Amenaza por terrorismo político interno en EE.UU.

Crédito: VANGUARDIA - EL NUEVO DÍALa gobernadora demócrata de Michigan, Gretchen Whitmer, cuando fue electa en 2018 en Detroit.
El plan para secuestrar a la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer, puso al descubierto las actividades clandestinas de “Wolverine Watchman”, una de las milicias de ultraderecha que han aflorado en Estados Unidos ante la pandemia del coronavirus y las protestas raciales.
PUBLICIDAD

Las autoridades destaparon el jueves un presunto complot de este grupo armado, prácticamente desconocido hasta ahora, destinado a secuestrar y quizá matar a la gobernadora, quien ha sido criticada por sus órdenes para contener el coronavirus, que estos sectores consideran que atentan contra sus libertades constitucionales.

Los detenidos por este plan son seis hombres a los que se imputan cargos federales relacionados con el complot para secuestrar a Whitmer antes de las elecciones del 3 de noviembre, con el presunto fin último de desencadenar una guerra civil en el país.

También hay otros siete sospechosos detenidos, que enfrentan cargos estatales bajo la ley antiterrorista de Michigan.

Ya desde abril, grupos armados han protagonizado protestas frente al Capitolio estatal en Lansing, la capital de Michigan, oponiéndose a las medidas de la gobernadora.

 

Dato

Ahora es frecuente ver a grupos de milicianos armados en protestas antirracistas en EE.UU., según ellos, para proteger la propiedad privada y mantener el orden.

AGENCIA WASHINGTON

Comentarios