Amenaza de grupos de ultraderecha en los comicios

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍADurante sus discursos, el presidente Donald Trump ha impulsado un discurso del supremacismo blanco, y se ha rehusado a condenar la insurgencia armada ultraderechista en Estados Unidos.
Grupos racistas blancos atacaron una caravana de campaña del candidato demócrata a la Presidencia, el exvicepresidente Joe Biden, este fin de semana en el estado de Texas.
PUBLICIDAD

La Policía Federal estadounidense (FBI) investiga un incidente ocurrido el pasado viernes en Texas cuando partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emboscaron violentamente un autobús de la campaña de su rival demócrata, Joe Biden.

El incidente, captado en video, tuvo lugar en una carretera interestatal del condado texano de Hays y obligó a los demócratas a cancelar dos actos de campaña previstos por “motivos de seguridad”.

Ante la situación, en la que según los medios locales, participó un centenar de vehículos de partidarios de Trump, los miembros del equipo de campaña de Biden llamaron a la Policía, que no llevó a cabo detenciones.

En una aparente muestra de apoyo a estas acciones, el presidente Trump tuiteó “Amo a Texas”, junto a unas imágenes en las que se ve el autobús de campaña de su rival acosado por sus seguidores.

Texas se ha convertido en uno de los estados más disputados por ambas campañas, debido a que la tradicional ventaja que los republicanos mantienen en este territorio en las últimas tres décadas pudiera estar dentro del margen de error de las encuestas.

Según la media de sondeos elaborada por la web realclearpolitics, Biden logró cerrar la brecha y la ventaja de Trump está ahora en 2,3 puntos porcentuales.

De otro lado, fuertes enfrentamientos se presentaron el pasado sábado entre simpatizantes de Trump, y manifestantes antifascistas durante una protesta en favor del mandatario estadounidense, en Beverly Hills, California.

Miles de fanáticos de Trump recorrieron las calles ondeando banderas para expresar su apoyo al presidente. Algunos de ellos usaron trajes de Halloween.

 

Temen saqueos y destrozos

La congresista Alexandria Ocasio-Cortez, representante del ala más izquierdista demócrata, advirtió que EE.UU. está en un “momento extremadamente peligroso” y subrayó la importancia de insistir en la “no violencia” y en que los responsables respondan por sus actos.

Los temores a una posible ola de violencia han contagiado a varios comercios y edificios icónicos del centro de Manhattan, como el Empire State Building, que protegieron sus cristaleras con paneles de madera para evitar eventuales destrozos y saqueos.

Hay que recordar, la detención de 13 hombres que planeaban secuestrar a la gobernadora de Michigan unas semanas antes de las elecciones, dio muestras de la existencia de grupos armados de extrema derecha que se han convertido, según el FBI, en la principal amenaza terrorista del país.

RESUMEN AGENCIAS

Comentarios