Voto por correo, la clave que decidirá esta elección

Crédito: Fotoilustración / VANGUARDIA - EL NUEVO DÍA
Estados Unidos contiene la respiración por una contienda cerrada en la que cada voto cuenta, y donde los millones de electores que sufragaron por correspondencia tienen un rol decisivo.
PUBLICIDAD

El voto por correo tendrá la última palabra en las elecciones en Estados Unidos, y será el que dirimirá la pugna por la Casa Blanca.

La lucha, en estos momentos, se libra en un puñado de estados: Nevada, Georgia, Wisconsin, Michigan y Pensilvania, donde Donald Trump y Joe Biden pelean cabeza a cabeza a medida que avanza el conteo de los votos, la llave para saber quién será el presidente hasta el año 2025.

Trump y Biden necesitan llegar a los 270 votos del Colegio Electoral, un órgano integrado por 538 delegados que eligen los estados según su población. Por  ahora, el mandatario republicano suma 214 votos y es superado por el exvicepresidente demócrata, quien acumula 237. Aún restan 87 codiciados delegados por definir. 

Pero Trump no tardó ayer en adjudicarse la victoria, denunciar un intento de fraude y exigir a la justicia el recuento en Wisconsin y que se suspenda el escrutinio en Michigan y Pensilvania, a lo que Biden le respondió: “Esto no acaba hasta que se cuenten todos los votos”.

Winconsin, Michigan y Pensilvania que entregan 10, 16 y 20 delegados, respectivamente, son tres estados decisivos del medio oeste, el antiguo cinturón industrial del país, que Trump ganó por sorpresa y por estrecho margen a Hillary Clinton en 2016, pavimentando así su camino hacia la Casa Blanca.

Biden ganó ayer por la tarde Wisconsin por 20.000 votos según proyecciones, y estaba cerca de quedarse con el vecino Michigan, lo que consolidaría su ventaja y acaricia así la Presidencia. Además, lo convierte en el candidato más votado en la historia de Estados Unidos, con unos 80 millones de papeletas.

Ante este panorama de impugnaciones, recuento de votos y batalla legal, la elección presidencial estadounidense ingresó en un escenario de incertidumbre en medio de un contexto de pandemia que se ha cobrado la vida de más de 230.000 personas, sumado a temores de violencia política.

Como lo explica Rafael Piñeros, docente e investigador de la Universidad Externado de Colombia, se abren las disputas jurídicas en cada estado, como no había pasada antes en la historia de Estados Unidos.

“Eventualmente van a ser varias disputas por lo apretado de los resultados, básicamente en los mismos estados que hoy estamos mirando, puede haber disputas por el resultado”, señala.

Si bien aclara que los resultados no son definitivos, la tendencia favorece al exvicepresidente Biden para alcanzar los 270 necesarios.

En ese orden de ideas, Piñeros menciona que si bien el candidato demócrata cuenta con los votos parcialmente, “habrá contestación jurídica” y esto supone un largo camino.

Por su parte, Lawrence J. Gumbiner, exdiplomático estadounidense y profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana, explica que en el pasado el voto por correo ha sido reservado  para militares, discapacitados y ancianos; se requería además un permiso especial, pero con el Covid-19 todo cambió.

Se aprobaron nuevas medidas, “que resultó un voto masivo por correo más allá de lo normal, causando demoras en el conteo”, expone Gumbiner, quien subraya que cada uno de los 50 estados del país maneja su propio escrutinio.

En ese sentido, reconoce que es una figura más compleja, en la medida en que hay que verificar la firma, el nombre del votante y comprobar que todos los datos hayan sido procesados correctamente.

Ahora bien, el exdiplomático estadounidense considera que el conteo del voto por correo favorece a Biden, y los resultados así lo demuestran.

La razón, a su juicio tiene que ver con el Covid-19, que se volvió un “tema político e ideológico”, ya que muchos republicanos no creían que el virus fuera tan serio y optaron por votar de forma presencial el mismo 3 de noviembre, mientras que los demócratas sí tenían sus reservas y prefirieron hacerlo por correo.

La cuestión es si esos sufragios por correo serán suficientes para que Biden gane en estados claves que aún faltan por definir, y convertirse en el presidente número 46 de EE.UU., se pregunta Gumbiner.

El voto de correo se volvió parte del debate porque Biden y su campaña llamaron a usar esta modalidad para evitar el contagio de coronavirus, al contrario de Trump que apostó por el voto presencial, apunta Yann Basset, profesor de Ciencia Política de la Universidad del Rosario. 

“El voto por correo complica seriamente el conteo, como lo estamos viendo ahora, con un voto por correspondencia que fue masivo, un 40% de los estadounidenses utilizaron esta figura, más de 100 millones de votos, y esto atrasa considerablemente la publicación de los resultados”, insiste el experto.

Basset cree que Trump “se había anticipado a un final peleado y había ambientado que no reconocería su eventual derrota”, y no le ve argumentos claros y suena más a una excusa para explicar una posible derrota, pero “hay que esperar a ver lo que puede pasar”.

 

Otros resultados en el marco de las elecciones

* Las encuestadoras, que señalaron una ventaja de entre seis y ocho puntos de Joe Biden de cara a la elección, volvieron a fallar por una diferencia mayor a la de cuatro años atrás.

* Un grupo de organizaciones resaltó la alta participación de las comunidades minoritarias en las presidenciales de Estado Unidos, que en el caso de la latina logró la cuota inédita de más de 15 millones de votantes, a pesar de que el resultado general no muestre al aspirante demócrata Joe Biden, con sólidas expectativas.

* Se destaca el triunfo de Daniella Levine Cava en la Alcaldía de Miami-Dade, al sur del estado de la Florida, la primera mujer en ejercer este cargo.

* Nueva Jersey aprobó la legalización del uso recreativo de la marihuana para mayores de 21 años, además de su cultivo, procesamiento y venta al por menor. Y Arizona también dijo sí a la legalización de la posesión y el uso de marihuana para los mayores de 21 años, y se permite además a individuos cultivar un máximo de seis plantas en sus residencias.

* Los demócratas mantienen de momento ventaja en la Cámara baja, mientras se mantiene un empate en el Senado con los republicanos. Los demócratas se han hecho por ahora con 191 escaños en al Cámara baja, frente a 183 los republicanos y faltan por determinar 64 para completar los 435. En cuanto al Senado, en donde están en juego 100 escaños, de momento, hay un empate a 47 senadores por partido, a falta de designar seis.

 

DATO

Si las elecciones se decidieran por voto directo, Biden hubiera ganado, con más del 50% de votación, como le ocurrió a Hillary Clinto en 2016.

 

DATO

La demócrata Sarah McBride hará historia en el Sentado de EE. UU tras ganar en el estado de Delaware al republicano Steve Washington, con un 78% de los votos.

Ángela Castro Ariza

Comentarios