Maduro pide dirimir diferencias a través del debate

Crédito: Vanguardia / EL NUEVO DÍAPoca gente, con distancia entre sí para prevenir la expansión de la Covid-19, y un ambiente de escepticismo.
Decenas de venezolanos se plantaron ayer frente al Monumento a Los Héroes en Bogotá para rechazar las elecciones legislativas en su país, comicios que calificaron como un “gran fraude” de la “dictadura de Nicolás Maduro”.
PUBLICIDAD

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, votó ayer en las elecciones legislativas y pidió a los venezolanos dirimir sus diferencias a través del debate, “de la verdad de cada quien”, del respeto y del diálogo.

En una larga declaración a los medios tras depositar su voto, apeló a “las instituciones republicanas” como “la única forma en que se puede elegir”, de acuerdo con la Constitución y “con el voto del pueblo”.

“Hoy nace una nueva Asamblea Nacional (AN, Parlamento)”, afirmó el mandatario después de criticar la saliente, que ganó con una clara mayoría la oposición en diciembre de 2015.

A la actual AN, que termina su mandato el 5 de enero, la calificó como “nefasta”, pues consideró que “trajo la plaga de las sanciones” en referencia a las medidas de EE.UU. y por tanto llevó a Venezuela “la crueldad, dolor y el sufrimiento”.

Frente a ello, aseveró que los ciudadanos tuvieron “paciencia, aguante, resistencia” y con el voto de hoy los venezolanos están “haciendo justicia”.

 

Propuesta de diálogo

Maduro también se mostró de acuerdo con “una idea que dijo el (ex) presidente (del Gobierno español José Luis) Rodríguez Zapatero, que se instale una gran mesa de diálogo nacional con todos los partidos políticos de Venezuela”.

El mandatario extendió la invitación a “los partidos que participaron en las elecciones, con los grupos políticos que no participaron en las elecciones, con todos los sectores económicos, con todos los sectores sociales del país para ver la agenda nacional”.

En estas elecciones, el sector opositor que encabeza Juan Guaidó y varios políticos más no participan puesto que consideran que son un fraude.

Sin embargo, los partidos políticos más importantes si acuden a las urnas tras ser intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que puso al frente de las organizaciones a antiguos militantes que fueron expulsados y acusados de corrupción por sus excompañeros.

En esa mesa de negociación, el jefe de Estado subrayó que debatirán acerca de la “agenda de recuperación económica, la agenda para reactivar toda la industria del país, la agenda para reactivar la producción nacional, para reactivar el comercio internacional y el ingreso de recursos en divisas al país, y también para reactivar una agenda político-electoral”.

Eso sí, aseguró que todo eso sucederá “una vez instalada la nueva Asamblea Nacional” que, afirmó, “se va a convertir en el epicentro político”.

 

A cuenta gotas

Venezuela votó a cuentagotas ayer en unas elecciones legislativas que convocaron a más de 20 millones de ciudadanos y que se celebraron pese al rechazo de la Asamblea Nacional, de clara mayoría opositora, y buena parte de la comunidad internacional.

Medios locales y dirigentes opositores difundieron numerosas imágenes que muestran centros de votación sin electores en cola.

Aun cuando las votaciones no serán reconocidas por la Unión Europea (UE) ni por la Organización de Estados Americanos (OEA), el proceso contó con veeduría internacional mediante el acompañamiento de observadores provenientes de una docena de países de América, África y Europa, según el CNE.

 

DATO

Los exmandatarios Evo Morales, de Bolivia, Rafael Correa, de Ecuador, y Fernando Lugo, de Paraguay, son otros de los acompañantes internacionales presentes en el país.

 

DATO

Unas 150 personas se manifestaron ayer en Madrid contra lo que califican del “fraude” en las elecciones legislativas.

RESUMEN, CARACAS

Comentarios