Restricciones en Londres por nueva cepa de Covid

Crédito: EFE – EL NUEVO DÍAPese a iniciar con el plan de vacunación, el virus no da tregua.
La aparición de una nueva variante del coronavirus ha obligado a las autoridades británicas a establecer duras medidas restrictivas en gran parte del Reino Unido por el alarmante incremento de los casos de la Covid-19.
PUBLICIDAD

Ante la evidencia científica que indica que la nueva cepa acelera hasta un 70 % más la transmisión del virus, el primer ministro británico, Boris Johnson, se vio forzado ayer a modificar los planes de movimiento de la población para esta Navidad, entre críticas de la oposición laborista por no haber tomado antes estas medidas.

Este preocupante nivel de los contagios en Londres y en el sureste de Inglaterra obligó al Ejecutivo a situar a estas áreas a partir de este domingo en el nivel 4 de riesgo -grave-, con el cierre de tiendas que venden artículos no esenciales, gimnasios, cines, mientras que se pide a la gente que trabaje desde casa.

Además, las autoridades autonómicas de Gales comunicaron hoy que todo este territorio estará a partir de esta medianoche en total confinamiento, mientras que las reglas flexibles de movimiento en días previos a la Navidad quedan canceladas con excepción del día 25.

En Escocia, la ministra principal, Nicola Sturgeon, anunció hoy que no estarán autorizados los viajes desde Escocia hacia otras naciones británicas y viceversa, mientras que el número de personas que podrán reunirse el día de Navidad estará limitado a ocho.

En Irlanda del Norte, las autoridades de esta provincia también anunciaron medidas de confinamiento que entrarán en vigor a partir del 26 de diciembre y se prolongarán durante seis semanas.

Las últimas cifras oficiales indican que 534 personas murieron en el último día en el Reino Unido, con lo que el total de fallecidos desde el comienzo de la pandemia asciende a 67.075.

Después de que el Gobierno británico comunicase hace unos días la aparición de la nueva cepa, las autoridades confirmaron que han alertado ya a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien esta variante se propaga con velocidad, no hay pruebas de que sea más letal o que pueda tener un impacto en la efectividad de las vacunas desarrolladas contra la Covid-19 y que ya se están suministrando en algunos países, si bien este extremo se está evaluando con urgencia para su confirmación.

El líder de la oposición laborista, Keir Starmer, dijo hoy que “millones de familias estarán desconsoladas” por las medidas y admitió su frustración porque alertó sin éxito de esta situación al primer ministro hace unos días en el Parlamento.

Johnson dijo que esta Navidad será la oportunidad de “levantar la copa por aquellos que no están”, con la esperanza de que estas restricciones permitan a las familias poder reunirse otra vez en las Navidades del año próximo.

 

DATO

El Reino Unido ya alertó a la OMS sobre una nueva cepa del virus que aparentemente se expande más rápido.

AGENCIA EFE

Comentarios