Rusia encarcela a Navalni antes de llevarlo a juicio

Crédito: EFE - EL NUEVO DÍANavalni, experto en uso de redes sociales, se dirigió a sus partidarios, que protestaron ayer en San Peterbugo. Navalni salió esposado de una comisaría en las afueras de Moscú.
El líder opositor ruso, Alexéi Navalni, fue encarcelado ayer, menos de 24 horas después de regresar a Rusia, por un caso penal que sus partidarios consideran fabricado por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, al que acusan de ordenar su asesinato con el agente químico Novichok.
PUBLICIDAD

“Esa banda de ladrones que ha saqueado el país durante los últimos 20 años me ha dicho a la cara (...), te intentamos matar, no moriste, lo que para nosotros fue un insulto, así que ahora te encerramos”, aseguró un desafiante Navalni en las redes sociales desde la misma sala de la comisaría donde se celebró la vista.

Navalni ha vivido unas horas muy intensas desde que volviera a Moscú pocos meses después de ser envenenado y estar al borde de la muerte. Fue apresado anoche nada más poner pie a tierra, trasladado a comisaría y hoy, en un juicio relámpago, recibió 30 días de arresto administrativo.

 

Un mes de arresto

“Me han impuesto 30 días de prisión preventiva, hasta el 15 de febrero de 2021. Esto es el grado máximo de la ilegalidad”, denunció Navalni.

Los abogados del opositor ya adelantaron que recurrirán el fallo, que calificaron de “absolutamente ilegal”, mientras varias decenas de sus partidarios exigían su liberación en las inmediaciones de la comisaría.

El juicio se celebró en las dependencias de la policía en las afueras de Moscú (Jimki), adonde el opositor fue trasladado tras ser detenido a su llegada de Alemania, donde fue hospitalizado tras entrar en estado de coma en agosto pasado en Siberia.

“¿Por qué la vista del tribunal transcurre en la policía? No lo entiendo”, agregó el opositor en el video.

El juicio, que se celebró a puerta cerrada y con la única presencia de dos medios de comunicación cercanos al Kremlin, dictaminó una medida cautelar contra Navalni.

“Lo detuvieron en la frontera, se lo llevaron en dirección desconocida, no le permitieron acceder a su abogado, el juicio se celebró en la misma comisaría y lo arrestaron por 30 días. Eso no puede considerarse ni siquiera una parodia de la arbitrariedad”, comentó Kira Yarsmish, una de sus más estrechas colaboradoras.

 

Cifra

2 semanas estuvo en un coma inducido el líder opositor ruso, tras ser envenenado.

EFE

Comentarios