Biden impulsará una reforma migratoria en su primer día

Crédito: EFE - EL NUEVO DÍAUna persona pasa entre las 200.000 banderas instaladas frente al Capitolio de Washington para la investidura de Joe Biden. Las banderas representan a los estadounidenses que no podrán acudir hoy a la ceremonia de investidura del nuevo presidente de EE.UU.
El turbulento gobierno de Donald Trump que termina hoy se resume en un país dividido, aumento de la violencia racista, choques con socios y acercamientos a enemigos, negacionismo de la pandemia y de la derrota electoral.
PUBLICIDAD

Alejandro Mayorkas, el cubano-estadounidense nominado como secretario de Seguridad Nacional, aseguró ayer que el presidente electo de EE.UU., Joe Biden, promoverá una reforma migratoria desde su primer día en la Casa Blanca que “de una vez por todas” solucione el sistema de inmigración del país.

Durante una audiencia de confirmación en el Senado, Mayorkas, quien ya formó parte del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), señaló igualmente el compromiso de Biden de acabar con la política estadounidense de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), en virtud de la cual cerca de 60.000 solicitantes de asilo han sido devueltos a México a la espera de una cita con un juez de inmigración.

“El presidente electo Biden se ha comprometido a presentar al Congreso el primer día (de gestión) un proyecto de ley de reforma migratoria que de una vez por todas arregle lo que yo creo que todos podemos estar de acuerdo en que es un sistema de migración roto”, indicó.

Mayorkas destacó que Biden ha “hablado de la necesidad de un camino hacia la ciudadanía”. Pero aclaró que esta iniciativa estaría dirigida a “los individuos que han estado en el país durante muchos años, que han contribuido a nuestras comunidades y a la prosperidad económica de la nación”.

Alrededor de 11 millones de personas permanecen indocumentadas en EE.UU., aunque informes apuntan que la cifra puede ser mayor.

 

Trump no se rinde

En un discurso de despedida difundido ayer, el presidente número 45 de Estados Unidos afirmó en un video: “Mientras me preparo para entregar el poder a una nueva Administración este miércoles al mediodía, quiero que sepan que el movimiento que comenzamos solo acaba de empezar”.

“Estoy especialmente orgulloso de ser el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras”, agregó.

 

Posesión atípica

Biden, de 78 años, tomará posesión con la capital bajo estado de alarma y blindada ante la amenaza de actos violentos de seguidores de Trump que ya intentaron impedir el relevo presidencial el pasado 6 de enero con su violento asalto al Capitolio. Además, en medio de la peor pandemia en un siglo con cerca de 23 millones de casos y 400 mil muertos por el coronavirus, lo que atraerá menos afluencia de asistentes a la ceremonia.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, exhortó a los ciudadanos a evitar la ciudad durante la toma de posesión de Biden y participar virtualmente, ante las amenazas de protestas de “facciones muy extremas”.

 

Destacado

Unos 10 mil efectivos de la Guardia Nacional velarán por la ceremonia, con otros 5.000 más en la reserva.

EFE

Comentarios