Unos 22 millones de nuevos pobres en 2020

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍALa ONG Acción Contra el Hambre dijo que en el último año se registró el mayor aumento relativo de inseguridad alimentaria del mundo, especialmente en la región.
El mayor problema es la desigual vacunación: Chile ya ha inoculado a más del 18% de su población, mientras Guatemala o El Salvador solo han vacunado a unos miles.
PUBLICIDAD

La pandemia del coronavirus está provocando un aumento sin precedentes en los niveles de pobreza en Latinoamérica, la región más desigual del mundo y más afectada por la crisis sanitaria, con 22 millones de nuevos pobres en 2020, reveló ayer la Cepal.

El organismo dependiente de la ONU estimó que el año pasado la tasa de pobreza alcanzó el 33,7% de la población y la tasa de pobreza extrema se situó en 12,5%, niveles que no se han observado en los últimos 12 y 20 años, respectivamente.

El total de personas en situación de pobreza aumentó así a 209 millones, de los cuales 78 millones se encuentran en situación de pobreza extrema, lo que supone 8 millones más que en 2019, según el informe “Panorama Social de América Latina 2020”, presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), con sede en Santiago de Chile.

“Ocho de cada 10 latinoamericanos son vulnerables, por ello se requiere avanzar en sistemas de protección social universales”, dijo la secretaria ejecutiva de la institución, Alicia Bárcena, quien alertó de que el ascensor social se ha detenido y cerca de 59 millones de personas que en 2019 pertenecían a los estratos medios experimentaron un proceso de movilidad económica descendiente.

Los Gobiernos latinoamericanos implementaron un total de 263 medidas de protección social de emergencia en 2020, que alcanzaron casi al 50% de la población (326 millones de personas).

Sin esas medidas, alertó Bárcena, “la incidencia de la pobreza extrema habría alcanzado el 15,8 % y la pobreza el 37,2 % de la población”.

 

La peor recesión

La pandemia, que ha dejado 21,5 millones de casos y cerca de 700.000 decesos en un año en la región, está viviendo una segunda ola en varios países como México, Brasil, Perú y Chile, que habían iniciado la apertura de sus economías y han tenido que dar pasos hacia atrás.

“Latinoamérica tiene el 8,4% de la población mundial y el 27,8% de muertes registradas por la pandemia en el mundo. Esto sucede por razones como el hacinamiento, la falta de accesos básicos, el sistema de salud fragmentado y el lento y desigual acceso a la vacunación”, aseguró la secretaria ejecutiva de la Cepal.

El coronavirus ha agravado los problemas estructurales de la región, provocando la mayor crisis económica en los últimos 120 años en Latinoamérica, con una contracción en 2020 del 7,7% y una tasa de desocupación regional del 10,7%, lo que representa un incremento del 2,6% respecto a 2019, según la Cepal.

El nivel del PIB per cápita regional, además, terminó el año pasado en el mismo nivel de 2010, lo que significa que la región se encuentra frente a una nueva década perdida, como la vivida en 1980.

“Para 2021, vemos un rebote del 3,7 %, pero nos va a costar algunos años recuperar los niveles de actividad económica de 2019”, lamentó la secretaria, quien agregó que la región enfrenta la pandemia en un momento de debilidad de su economía, con un crecimiento que apenas alcanzó una tasa del 0,1% en 2019.

 

“¿Vamos a llorar hasta cuándo?”

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reiteró ayer sus críticas a las restricciones a la actividad económica en el peor momento de la pandemia de COVID-19 en el país, instó a “trabajar” y preguntó: “¿Vamos a llorar hasta cuándo?”. En un encendido discurso, reclamó por las medidas adoptadas por gobernadores y alcaldes para intentar contener el avance del coronavirus, que ha entrado en una fase de mayor descontrol, con récords de muertes diarias que han llegado a superar las 1.900, para un total de 260.000. “Apelo a gobernadores y alcaldes a que repiensen esas políticas de cerrar todo. El pueblo quiere trabajar”, declaró el ultraderecha brasileña para agregar: “Vamos a combatir al virus, pero no de esa forma ignorante, burra, suicida”.

No vamos a conseguir inmunidad de rebaño en 2021. Estamos viviendo un fuerte acaparamiento mundial de vacunas de los países desarrollados y urge colaboración internacional

RESUMEN EFE

Comentarios