Varios países decidieron suspender la aplicación del biológico producido por AstraZeneca

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍA Vacuna de AstraZeneca.
La Agencia Europea del Medicamento (EMA) no apreció ayer “vínculos” de la vacuna de AstraZeneca con la aparición de algunos casos de trombosis y embolias y sigue “firmemente convencida” de que sus “beneficios” en combatir la Covid-19 superan “los riesgos”, según su directora, Emer Cooke.
PUBLICIDAD

Cooke subrayó, en una intervención telemática, que no se dudará en tomar medidas si los expertos detectan en su investigación algún problema “que no pueda resolverse”, aunque, de momento, no se ha encontrado “evidencia” que sugiera que este fármaco cause directamente problemas de coagulación sanguínea en los pacientes vacunados.

Pidió esperar a una “evaluación completa” para descartar completamente que haya alguna relación entre algún lote de dosis producidas por AstraZeneca, un escenario que los expertos del comité de seguridad (Prac) están investigando desde que Austria dio la voz de la alarma la semana pasada, retirando un lote específico de estas vacunas, el ABV5300, que contenía en total un millón de dosis distribuidas entre 17 países miembros.

Pero, de momento, tampoco cree que haya problemas específicos con ese lote porque hay personas que presentaron eventos tromboembólicos tras recibir dosis de otros paquetes.

Varios países, incluidos Alemania, España, Francia e Italia, tomaron estos días la precaución de suspender el uso de esta vacuna en sus campañas, de forma temporal, a la espera de que la EMA concluya su investigación científica sobre el asunto.

EFE

Comentarios