Viajar al extranjero: La ‘ruta’ de la PCR

Crédito: Fotoilustración/ Vanguardia / EL NUEVO DÍA. Los pasajeros de aerolíneas que llegan a Europa sin un certificado de prueba PCR negativa, por lo general, se someten a pruebas Covid-19 en el aeropuerto y también se enfrentan al pago de una multa de hasta 6.000 euros caso España.
Los gobiernos vienen abriendo de forma cautelosa sus fronteras ante el aumento en la demanda de turistas durante este verano, y así reactivar sus economías diezmadas por la pandemia. ¿Qué países exigen la prueba negativa de PCR y otros requerimientos a los visitantes?
PUBLICIDAD

Se acerca la temporada de vacaciones, y si entre sus planes está viajar al extranjero, es importante saber qué países alrededor del mundo le exigen la prueba PCR (sigla en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa) o el test con resultado negativo de la Covid-19, para entrar a sus fronteras.

La prueba PCR se suma a otras medidas sanitarias, como guardar entre cinco y 14 días de cuarentena a la llegada, usar tapabocas o tener a la mano un “pasaporte sanitario” de vacunación. Requisitos que pueden variar de un momento a otro, conforme evolucione la pandemia, circulen las variantes del coronavirus y avance el ritmo de vacunación anticovid en cada país.  

Ante los continuos cambios en estas normativas, es necesario saber a ciencia cierta los destinos a los que se podrá viajar sin problemas, y cuáles de ellos tienen restricciones a la hora del ingreso de visitantes. 

 

Test negativo, cuarentena, vacunados

En la actualidad, casi 100 países imponen limitaciones a la entrada de extranjeros. Los hay que, directamente la prohíben, como Noruega, Australia, Malasia, Alemania, Venezuela, Argentina o Chile e Indonesia salvo contadas excepciones, pero también los que la limitan obligando a pasar cuarentena en un hotel como Reino Unido (10 días), Cuba (5 días), Haití, (14 días) Irlanda (14 días), Islandia (5 días), Italia (5 días), Noruega (10 días) y Tailandia (4-7 días), entre otros.

En el otro extremo están los países que no imponen ningún tipo de restricción de entrada. Son apenas cinco: Costa Rica, México, República Dominicana, Albania y Macedonia.

Igualmente, hay países que ya dejan viajar libremente a todo aquel que esté vacunado: Seychelles (que solo vetó a viajeros de Sudáfrica por la variante en ese país), Islandia, Belice, Georgia, Ecuador, Guatemala, Croacia, Montenegro e Israel. España, a partir del  próximo 7 de junio se acogerá también a tal decisión, y abrirá sus fronteras a los turistas.

Sumado a ello, los viajeros al Viejo Continente podrán, a partir del próximo 1 de julio, y durante un año, circular libremente por los países de la Unión Europea (UE) -más Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein, con el llamado “pasaporte sanitario”.

La idea con este Certificado Digital Covid es que quienes ya estén vacunados (con Pfizer/BioNTech, Moderna, Oxford/AstraZeneca y Johnson & Johnson), estén inmunizados por haber superado la enfermedad en los últimos seis meses o tengan una prueba PCR o de antígenos negativa, puedan moverse a través del territorio europeo con facilidad sin pasar los actuales trámites burocráticos sanitarios que se aplican en los controles de los aeropuertos.

Ahora bien, cada país también tendrá libertad para decidir si acepta otras vacunas no autorizadas por la Agencia Europea de Medicamentos, EMA, como la rusa Sputnik V o la china Sinovac.

Aunque vale la pena aclarar que los países de la UE tienen soberanía sobre sus fronteras y la potestad de imponer medidas adicionales o pautas a los viajeros que llegan a su territorio.

Por ejemplo, hay países que exigen tests negativos a los bebés mayores de dos años como Italia y Portugal. Otros, como Suecia, no piden PCR a los menores de 18 años; Dinamarca, a los menores de 15 años, o España que exime a los menores de seis años.

En estos momentos, la mayoría de los países miembros de la UE exigen que los viajeros que llegan desde fuera de Europa se sometan a la PCR con un máximo en promedio de entre 72 a 96 horas antes de su salida, de lo contrario, se enfrentan al pago de una multa en los aeropuertos.

Por su parte, el Reino Unido aún no ha llegado a un acuerdo con la UE y adoptó su propio certificado de vacunación, a través de su Servicio Nacional de Salud.

 

Estados Unidos y América Latina

Mientras las personas que quieran viajar vía área a Estados Unidos deberán tener un test viral negativo 72 horas antes de abordar el vuelo, o entregar una prueba de haberse recuperado del virus. Ese requisito incluye a quienes están totalmente vacunados. 

Sin embargo, hay aeropuertos como el de Miami, destino turístico por excelencia de EE.UU., especialmente para los latinoamericanos, que ofrecen tests gratuitos de la Covid-19 a los viajeros y los resultados los entregan en 40 minutos. 

La buena noticia es que los viajeros internacionales no están obligados a cumplir con una cuarentena al llegar al país norteamericano.

En general, los países de América Latina y el Caribe también exigen una prueba negativa de coronavirus, una tendencia similar a la del resto del mundo. 

Sin embargo, un puñado de islas caribeñas como Bonaire, Martinica y Montserrat mantienen el veto a los viajeros provenientes de la mayoría de destinos. 

En cuanto al uso de tapabocas, solo dos países ya no exigen su uso: Israel y Estados Unidos. Reino Unido se sumaría a esta medida, a partir de este mes cuando arranque el verano en forma.

Colombia exige PCR negativa, cuarentena de 14 días y prohíbe el ingreso de los viajeros no residentes en el país desde India.

 

Mayores restricciones en Asia

Mientras que en Asia, la variante india ha obligado a muchas naciones a detener sus medidas de reapertura y cerrar sus fronteras.

India, epicentro de la pandemia, mantiene cerradas sus fronteras terrestres y prohibió todos los vuelos internacionales, y muchos países mantienen al gigante asiático en la “lista roja” de viajes como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, China (incluido Hong Kong), Alemania, Italia, Nueva Zelanda, Irán, Arabia Saudita y Colombia (el 30 de junio).

Es más, Alemania prohíbe viajes no esenciales al Reino Unido por la variante india, otros más drásticos, como Australia, impone cárcel a viajeros que lleguen de la India, inclusive en vuelos con conexiones.

China y Japón van más allá. El primero mantiene la suspensión de entrada de ciudadanos extranjeros sin permiso de residencia; y el segundo aplica la misma restricción, salvo los residentes o personas que sean considerados como casos humanitarios excepcionales.

 

Dato

La Organización Mundial del Turismo, OMT, desarrolló un rastreador de destinos a los viajes y detalla los requisitos de entrada en cada país: https://www.iata.org/en/programs/covid-19-resources-guidelines/destination-tracker/ 

ÁNGELA CASTRO ARIZA

Comentarios