Mujer mató a su vecino a puñaladas: al parecer el hombre habría abusado sexualmente de uno de sus hijos

Crédito: New York Times / Pixabay / El Nuevo Día
Uno de los hijos de la mujer le confesó que su vecino lo había violado, ella fue a exigirle al hombre que se declarara culpable y ante la negativa, lo mató a puñaladas.
PUBLICIDAD

El crimen ocurrió en Londres, Inglaterra, cuando Sarah Sands, de 38 años, asesinó con arma blanca a Michael Pleasted, de 77 años, en su apartamento.

Los hechos

En 2014 el hombre le habría ofrecido trabajo a Bradley de 12, hijo de Sands, en una tienda donde laboraba, la mujer no le vio problema, pues su vecino era muy amable, tiempo después el pequeño perdió interés en el trabajo y no quiso regresar.

Bradley le confesó a su mamá que el anciano lo había abusado sexualmente cuando laboraba, esa revelación se dio semanas después de que a Pleasted, lo acusaran de este mismo delito, por otros dos niños.

El hombre, quien se declaró inocente de los cargos, regreso al complejo de apartamentos donde vivía la mujer en compañía de sus cinco hijos, cuando se dio cuenta que el presunto abusador de su pequeño había vuelto “como si nada” entró en cólera y dio parte a las autoridades para que lo capturaran.

Sin embargo, Pleasted siguió viviendo allí, por eso  Sands decidió tomar la justicia por sus manos y fue hasta la casa del anciano a exigirle que confesara los crímenes, entre ellos el de su pequeño hijo Bradley, pero el sujeto se negó.

En ese momento, la mujer tomó un puñal y acabó con la vida del presunto pedófilo.

“Lo golpeé en su frente con el cuchillo y él me agarró. Perdí el control. No podía permitir que nadie más saliera lastimado, alguien tenía que proteger a la gente”, dijo la mujer quien fue enviada a la cárcel por homicidio en 2015.

Durante el juicio aseguró que ella hizo lo que cualquier madre habría hecho, “porque él hizo esto a mi hijo Bradley, mi hijo pequeño,”.

Sands, tuvo que pasar cinco años en prisión por el crimen, pero a pesar de ello aseguró no arrepentirse de haber matado al hombre, quien además contaba con alrededor de 24 condenas por abuso sexual a menores, por actos cometidos en más de una tres décadas

“Nunca soñé que sería capaz. No me enorgullezco de eso, pero al menos sé que no puede lastimar a nadie más. No soy una mala persona, pero sé que hice algo malo. Nunca lo he negado y me han castigado”, dijo la mujer a un medio local.

Además, aseguró que no volverá a matar, que ella no se ve como una asesina, sólo es una madre desesperada que tenía que proteger a sus hijos.

DATO

Nadie sabía del pasado criminal de Pleasted porque había cambiado su nombre y sus crímenes eran anteriores al registro de delincuentes sexuales, según lo indicó otro medio local. 

Redacción Web

Comentarios