Ladrón murió tras ser aplastado por el carro que intentaba robar

Crédito: Imagen de ilustración / El Motor / El Nuevo Día
El joven pretendía robar una pieza de un carro BMW.
PUBLICIDAD

Un hombre de 25 años, quien al parecer tenía problemas de dinero, decidió “tomar la vía rápida” para solucionar sus inconvenientes, por ello planeó el robo de un convertidor catalítico de un auto de alta gama, por el que recibiría alrededor de 700 dólares.

Sin embargo, no logró su cometido, pero sí encontró la muerte.  

En Blaenavon, Reino Unido, el joven utilizó un gato para levantar el BMW y así poder extraer la pieza, pero las cosas no salieron como lo planeaba, pues la herramienta se rompió causando que el auto se desplomara y lo aplastara.

El dueño del carro vio todo desde su ventana, incluso fue quien dio parte a las autoridades.

Cuando los organismos de socorro llegaron hasta el lugar para remover el auto, se dieron cuenta que el presunto ladrón tenía el pecho completamente aprisionado por el peso del vehículo, lo que le generó la muerte de forma inmediata. 

Redacción Web

Comentarios