Joven secuestrada fingió pedir un domicilio para llamar a la policía y que la salvaran

Crédito: Imagen de ilustración / Tomada de Internet / EL NUEVO DÍA
Con la excusa de tener hambre, la joven logró comunicarse con la policía.
PUBLICIDAD

El instinto de supervivencia permitió que una mujer, quien estaba retenida y era sometida a vejámenes sexuales recobrara su libertad. 

El aberrante hecho ocurrió en Brasil, donde una joven de 19 años decidió ir a visitar a un amigo que pagaba ‘casa por cárcel’, el pasado sábado 16 de octubre. Estando en la vivienda el hombre le impidió salir exigiendo que tenían que sostener relaciones sexuales. 

Tras dos días de abuso, la víctima ideó un plan para escapar del sujeto, por ello le dijo a su secuestrador que tenía hambre y quería pedir un domicilio, así pudo acceder a un teléfono y dar parte a las autoridades. 

La mujer logró comunicarse con la línea de emergencias y fingió ordenar una hamburguesa, el uniformado entendió que algo estaba ocurriendo y envió una patrulla para verificar qué sucedía. Al llegar encontraron a la joven llorando junto a su atacante. 

El hombre fue capturado y ahora deberá responder por los delitos de violación y secuestro. 

La llamada a la policía quedó grabada y fue publicada por el medio local G1, esta es la trascripción del diálogo: 

PM: Policía Militar, ¿emergencia?

Víctima: ¡Hola! ¿Es de la hamburguesería?

PM: Le acabo de decir que es de la Policía Militar, señora.

Víctima: ¡Lo sé!

PM: ¿Dónde vives?

Víctima: Está en Samambaia [...]

PM: ¿Tienes prisa por recibirlo?

Víctima: Sí

PM: ¿Mucha hambre?

Víctima: Sí.

PM: Pediré su solicitud con urgencia

Redacción Web

Comentarios