Estudiante se suicidó al conocer, de forma errónea, que había reprobado un examen

Crédito: Pixabay.Imagen de referencia.
Le dijeron que había perdido la prueba, se quitó la vida, y todo resultó ser un malentendido.
PUBLICIDAD

La investigación sobre la muerte de la joven estudiante Mared Foulkes, reveló más detalles luego de aquel fatídico día en que decidió quitarse la vida saltando desde un puente.

Según se estableció, la aspirante a profesional Farmacéutica de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido, recibió un correo electrónico en el que le indicaron que había reprobado el examen de recuperación de su segundo año en la facultad, por lo que no podía continuar al tercer año.

Se le indicó que tuvo una puntuación del 39%, pero la realidad era que había pasado con el 62%. “Recibió un correo electrónico automático, no había nada personal, ninguna llamada telefónica, nada”, dijo la madre de Mared, Loana Foulkes, para la BBC de Londres.

Horas más tarde, aquel 8 de julio de 2020, la joven esperó a que su madre saliera de casa, ya que estaba estudiando de manera virtual por la pandemia, tomó su carro, condujo hasta un puente y se lanzó al vacío.

"Mared trepó a la cornisa del puente y fue vista saliendo de la baranda. Un caminante la encontró debajo del puente. No hay evidencia de que se resbalara, tropezara o cayera por accidente", explicó la forense del caso, Katie Sutherland, quien añadió que la acción estuvo directamente relacionada con la pérdida del examen.

 

Una tragedia anunciada

Los investigadores descubrieron que Mare buscó ayuda profesional para su salud mental en los servicios de apoyo estudiantil, pero no creyeron que fuera peligrosa hacia ella misma o los demás.

"Mared Foulkes no había buscado ayuda de un médico de cabecera con respecto al mal humor y no había notas de suicidio. No informó de pensamientos suicidas cuando buscó ayuda de apoyo estudiantil en 2019, pero parecía angustiada y admitió que se estaba autolesionando", dijo también la forense.

Redacción web.

Comentarios