La democracia no prohibe mentir

EL NUEVO DÍA