Tres tristes chistes

EL NUEVO DÍA