“Vamos, vamos, vamos, pastorcillos”

EL NUEVO DÍA