Con el turbante que mides...

EL NUEVO DÍA