¿Sistematicidad acaso?

EL NUEVO DÍA