Y lo grave no es lo mojado sino que se mohosea

EL NUEVO DÍA