Un hombre de palabra

EL NUEVO DÍA