Estigmatizar no ayuda

EL NUEVO DÍA