Ahora sí les suena a democracia

EL NUEVO DÍA