Pero pidió perdón

EL NUEVO DÍA