Ultimátum de los médicos ante la crisis de la salud

El gremio médico estará vigilante en las sesiones del Congreso, para evitar que los grandes capitales, los intereses particulares o los politiqueros de todos los pelambres, traten de utilizar esta oportunidad para legislar a favor de sus intereses particulares.

El agravamiento progresivo de la crisis de la salud, denunciado y difundido por los medios de comunicación ante la opinión pública, ha llevado a las agremiaciones médicas a proponer un nuevo sistema de salud para el país, que obedezca a los principios de la salud como derecho fundamental de los colombianos, ajeno al utilitarismo imperante en el sistema actual.

Con la participación de la Academia Nacional de Medicina, de la Federación Médica Colombiana, de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, del Colegio Médico Colombiano y la Asociación Médica Sindical Colombiana, se ha construido una propuesta que ha sido aprobada y respaldada por las Juntas Directivas nacionales de esas entidades y que fue presentada conjuntamente en la audiencia pública efectuada en el Salón Boyacá de la Cámara de Representantes, el 11 de julio pasado, como la propuesta defendida y apoyada por todo el gremio médico dentro de la Unidad Médica, para la reforma estructural del Sistema de Salud.


Las bases conceptuales para la construcción del marco jurídico que soporte el nuevo Sistema General de Seguridad en Salud son estas:


I.- La Salud es un derecho fundamental e individual de todos los colombianos.

II.- El Estado es el único responsable de garantizar, propiciar, facilitar y tutelar el derecho fundamental a la salud.
III.- El Derecho a la salud debe garantizarse a través de un Sistema Único de Seguridad Social en Salud.
IV.- El Sistema Único de Seguridad Social será universal a través de un aseguramiento estatal.
V.- El Sistema será financiado con dineros públicos a través de un fondo integrado por recursos fiscales y parafiscales.
VI.- La dirección y la administración del Sistema serán públicas, con participación y control de los distintos sectores de la sociedad colombiana.
VII.- El Sistema garantizará el Derecho a la Salud a través de la prestación de los servicios, estructurado sobre una concepción integral de la salud que incluye intersectorialidad, participación social, promoción de la salud, prevención y atención de la enfermedad y la rehabilitación de la misma.
VIII.- El Sistema estará organizado en redes integradas de salud, de carácter público, con participación del sector privado, según necesidades de la población.
IX.- Los servicios serán garantizados según las necesidades específicas de salud de la población, ajustados a los principios de oportunidad, eficacia, calidad, eficiencia y equidad.
X.- Los trabajadores de la salud estarán amparados por condiciones dignas de trabajo, con estabilidad y educación continua, según las necesidades del sistema.
XI.- El Sistema tendrá políticas de mejoramiento del talento humano, de ciencia y de tecnología.

Estos principios son declarados inamovibles por parte del gremio médico, como base de la redacción de una Ley estatutaria que reforme el Sistema de Salud. El gremio médico estará vigilante en las sesiones del Congreso, para evitar que los grandes capitales, los intereses particulares o los politiqueros de todos los pelambres, traten de utilizar esta oportunidad para legislar a favor de sus intereses particulares anteponiéndolos al interés general, a los intereses de la salud de los colombianos y a saldar una de las grandes deudas sociales que el país tiene y que no puede aplazar más.

PABLO ISAZA, M.D.

Comentarios