El Presupuesto General de la Nación 2020 para el Tolima

20 Sep 2019 - 3:01am

El Presupuesto General de la Nación 2020 para el Tolima

Publicada por
MIGUEL ÁNGEL BARRETO
Autor:

Mientras en las regiones sube la temperatura por las elecciones de gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, en el Congreso de la República se aprobó inicialmente el monto del Presupuesto General de la Nación (PGN) de cara a 2020 y lo que viene a continuación son las ponencias y discusiones en las respectivas comisiones.

En términos generales, el Presupuesto de Colombia pasará de 259 billones a 271,7 billones de pesos entre 2019 y el próximo año. De esta cifra, 172,1 billones irán a garantizar el funcionamiento del Estado, $59,3 billones en pagar deuda y $40,4 billones para invertir.

Por sectores, Educación contará con la mayor tajada con 43,1 billones; Defensa 35,8 billones; Protección Social 31,8 billones; y Trabajo 31,8 billones. Dadas las limitaciones fiscales, paradójicamente los sectores como menor asignación y que requieren un esfuerzo adicional son Agricultura, Ciencia y Tecnología, y Cultura.

Para el caso de las regiones se decidió mantener el presupuesto de inversión en 40,4 billones de pesos, rubro que sostiene los programas sociales como Más Familias en Acción, Primera Infancia, Colombia Mayor y se distribuyen partidas de acuerdo con los criterios de eficiencia, austeridad e impacto social.

Para el caso del Tolima, y dentro del proceso de Regionalización y Presupuesto de Inversión ($40,4 billones) expuesto por el Ministerio de Hacienda, el recurso en términos generales pasará de 785 mil millones a 894 mil millones de pesos (13.8%).

Lo positivo en este caso y de acuerdo con el orden de prioridades, es que se fijó para nuestro Departamento, una partida de 35 mil millones exclusivamente para subsidios de vivienda, lo que significa un estímulo para las familias que podrán acceder a este beneficio desde el próximo año y, sin duda, un impulso para el sector de la construcción, cuya dinámica es importante para reactivar la economía. En Transporte, por ejemplo, la infraestructura aeroportuaria contaría con 22 millardos.

En los programas sociales la distribución va de la siguiente manera: Colombia Mayor, 88 mil millones; los subsidios para energía y gas, 36 mil millones; Primera Infancia, 103 mil millones; Protección a la niñez, 46 mil millones; Más Familias en Acción, 43 mil millones.

Del sector educativo, con unos 122 mil millones de pesos, el PAE dispondrá de 48 millardos; Icetex, 27 millardos; e Infraestructura, 22 millardos. Igualmente, Formación para el trabajo, 109 mil millones.

Sin embargo, debo expresar mi preocupación por los sectores que siguen siendo sacrificados, especialmente por los problemas fiscales de la Nación. Es el caso del componente Agropecuario, que si bien prioriza 23 mil millones para restitución de tierras y 16 mil millones para distritos de riego, establece cifras apenas incipientes en aspectos relacionados con asistencia técnica, generación de ingresos de la población rural y proyectos. Negativo y de poco impacto es la partida en Ciencia y Tecnología, que si bien destina 3,315 millones a maestrías y doctorados, apenas asigna mil millones a Investigación científica. Irrisorio también se encuentra el apoyo a la productividad y competitividad del Turismo.

No obstante, y articulado el PGN con el Plan de Desarrollo se establecieron los derroteros para proyectos estratégicos de la Nación en el Tolima. Es el caso del Centro de alto rendimiento para Murillo (Clúster parque de Los Nevados), la conclusión del Túnel de la Línea y su obras anexas, la reactivación económica y turística de los municipios ribereños del Magdalena, la definición del futuro del aeropuerto de Flandes y especialmente la recuperación y conclusión del Triángulo del Tolima, en tanto que para Ibagué, el 2020 se puede convertir en el año en que iniciaría la implementación del Setp.

Ahora bien, y a propósito de la campaña política, estos deberían ser parte de los temas que los candidatos a ocupar los entes territoriales y las corporaciones regionales tendrían que estar discutiendo y sobre los cuales asuman compromisos puntuales, en vez de estar inmersos, algunos, en tanto chisme, fabricando cortinas de humo y asumiendo, otros, el papel de idiotas útiles para destruir la imagen de los contendores políticos. Pongámonos serios.

Senador

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.