Mis reflexiones humanas, de salud y financieras

En esta inmensa crisis a la que nos ha llevado el Coronavirus, han quedado develadas diversas circunstancias y situaciones que nos deben llevar a profundas reflexiones en lo personal, lo familiar, lo profesional y en cuanto a cómo debe desarrollarse la vida del ser humano, como sujeto en todas estas dimensiones que he mencionado.

Es cuestión de vida

Mucho se ha hablado sobre las competencias legales y territoriales, que, si es el presidente, los gobernadores o los alcaldes, se ha hablado de decretos, prohibiciones, en fin, mucho debate que pasa a segundo plano cuando por encima de todas esas discusiones y consideraciones, debiera estar la vida. 

Ser líder

Definir el liderazgo requiere sin duda de análisis desde distintas ópticas, el líder siempre contiene actitudes diferenciales, formas diferenciales de ver la vida, formas diferenciales de actuar y por supuesto formas diferenciales de abordar y resolver las crisis.

Unidad

Etimológicamente hablando el término unidad procede del latín “Unitas”, y se define como todo aquello que se presenta de manera homogénea, compacta, algo que no permite la división ya que significaría la deformación de su esencia.

Coronavirus: Impacto económico y dimensión geopolítica

La gran preocupación que surge para los habitantes del mundo en cuanto al virus Covid – 19 o Coronavirus, refleja una preocupación dimensionada específicamente en temas de salud pública, por la posible expansión de la enfermedad a otras latitudes en los cinco continentes hasta convertirse en una pandemia.

El crimen de Ataco

La ideologización y la doble moral en el ejercicio de lo público, contiene además unos intereses oscuros, que buscan beneficiar a unos pocos, que, a costa del aprovechamiento de sus privilegios, sacrifican el interés colectivo, fungen en lo público como si fuera privado, irresponsablemente atentan contra el patrimonio que nos pertenece a todos y peor, sin sonrojo se creen dueños de la moral y la honestidad, la que buscan hipócritamente disfrazar con discursos, creyendo tontos a los ciudadanos.