Discurso de Maduro al pueblo bolivariano

.

Pueblo Bolivariano. Cuando el despotismo levanta la voz, no deben acallarse las voces de los héroes de la patria que han derramado su sangre para liberarnos del yugo opresor de la ultraderecha fascista que desde Colombia, pretende co-gobernar con la oposición, arremetiendo contra la libertad del pueblo venezolano. Venezuela tiene presidente carajo, que no se note es otra cosa.

Amigos y amigas, camaradas y camarógrafos. Cuando era joven quise viajar a los Estados Unidos y en la aduana, me pidieron hincarme para revisar mi intimidad. Desde ese amargo episodio de mi vida me prometí jamás volverme a doblegar ante el imperialismo yanqui, que dicho sea de paso, es responsable de la mala imagen que de nuestro país quieren vender en el exterior. No hay tal, en Venezuela no hay hambre, no hay injusticia, no hay desabastecimiento, no hay presidente. Me explico, no hay presidente que se meta a opinar sobre nuestro noble destino bolivariano y quede impune.

Me critican las lenguas viperinas de la burguesía, dizque el mal manejo económico. Aquí no hay manejo, ni malo ni bueno. Hemos, con total sabiduría apreciados compañeros y compañeras, importado un modelo económico exitoso desde Cuba: ¡Gloria eterna al pueblo cubano! ¡Y a Chávez! ¡Y al pueblo venezolano! Nuestro modelo económico no tiene otro enemigo que la oligarquía exiliada en Miami. Nos calumnian. En Venezuela no hay desabastecimiento, ni siquiera hay papel higiénico porque no lo necesitamos… en mi gobierno nadie la defeca. En mi gobierno no hay problema de salud y en efecto, vamos a erradicar la única enfermedad que acosa a nuestra América, el capitalismo salvaje; y para ello hemos importado completo el sistema de salud cubano. Los médicos y médicas de Cuba dejarán la salud de nuestro pueblo tan vigorosa como la del mismísimo Fidel: ¡Vida eterna a Fidel! ¡Viva Raúl! ¡Viva la familia Castro!

Que no crean los burguesitos de Chacao y Petare, que vamos a ceder en nuestra política de fiscalización de precios con la que hemos manejado brillantemente nuestra economía. Nada de eso. Es más, para mostrar que aquí sí se come, hemos decidido subsidiar la compra de cubiertos, pero solo de tenedores, porque ellos son de izquierda. Los cuchillos se venderán a precio de dólar negro y las cucharas serán expulsadas junto con tres funcionarios de la embajada gringa que contrataron enanos marines para hacerlos pasar como estudiantes en unas marchas financiadas por la Usaid. Con estas medidas de choque consolidaremos el socialismo del siglo XXI en toda América. ¡Viva el socialismo del siglo XXI!

Y a usted Presidente Santos quiero decirle que no se equivoque. Usted que necesitó desprestigiar a los militares golpistas y uribistas porque le faltaron pantalones para echarlos de frente; siga más bien nuestro ejemplo.

RICARDO CADAVID

Comentarios