Ad portas electoral

.

Me tiene absolutamente feliz la escalada del voto en blanco. Pese a que en los últimos días inició una campaña de detractores a esta hermosa iniciativa, lo que todos debemos entender es que hay una gran cantidad de colombianos que deseamos un cambio profundo en la política sin necesidad de recurrir a la acción violenta, sin rociar el Congreso con toda clase de pesticidas.

Nuestra clase política ha sido indiferente a señales de descontento tan palpables como la abstención. Un país donde más del 75% de las personas ni siquiera ejerce su derecho al voto, ya debería dejar mucho que desear. El voto en blanco es toda una esperanza máxime cuando, según las últimas reformas, no se requiere de la mayoría absoluta (la mitad más uno) para invalidar las elecciones, sino una mayoría simple (un voto más que el del candidato que obtuvo la más alta cantidad). Para motivar la toma de decisiones, revisemos algunos datos solo de esta semana.

Una banda llamada ‘Los Tierreros’ fue capturada después de 11 años de estafar a gente en barrios de Bogotá. Se calcula que las cifras de la estafa ascienden a 20 mil millones de pesos. ¿Cómo pudo ser posible eso? Estafar de esa manera solo es posible con el concierto delictivo de miembros de nuestra augusta clase política. Cuando uno ve por la televisión a los 18 integrantes de la banda capturados, no se aprecian los 20 mil millones de pesos por ningún lado. No hay muestra de costosos accesorios, finos relojes, prendas dignas de la calidad de vida de personas que tienen como mínimo, mil 500 millones de pesos en su haber, cada una. ¿Dónde está ese dinero? No dude ni un segundo de que nuestra “cosa pública” está involucrada.

Es curioso pero desde 2004 ocurrió algo parecido en la Dian, solo que los capturados fueron 12 desarrapados y la cifra superó el billón de pesos. El presupuesto de nuestro departamento repartido en 12 personas. Me produce risita. Que revuelquen eso un poquito y encontrarán a la clase política de este país involucrada.

Cuando roban los militares cifras millonarias en contratos, tampoco lo duden. Hay políticos involucrados. El Ejército no aprueba su presupuesto, lo aprueba el Congreso. Y los grandes desfalcos de la salud con recobros billonarios de las EPS’s no se pueden hacer sin políticos. Y a los que creen que las multinacionales son las causantes de la miseria nacional, esperemos que su miopía anti-imperialista no les cause ceguera permanente. En una nota de La FM el Gobierno mostró la preocupación por que cada huelga del Cerrejón lo deja sin mil 600 millones de pesos en regalías ¡diarias! ¡mil 600 millones al día! Y muchos municipios de La Guajira no tienen acueducto. Revuelque un poquito y encontrará a nuestros honorables políticos del país.

Y el desfalco de los Nule no es posible sin políticos, y que empresas privadas abusen no es posible sin los políticos, y que los costos financieros en Colombia sean los más altos del mundo, no es posible sin políticos; en fin, la lista es interminable, aunque podría recibir un pequeño gran revolcón este domingo 9 de marzo y el 25 de mayo. Si su voto es por la paz, no olvide que el color de la paz es el blanco.

RICARDO CADAVID

Comentarios