Nuestra obra inconclusa

Las diversas manifestaciones en las últimas semanas en el mundo, nos muestran que las sociedades se debaten entre el encierro por la vida o el intento de ser libres en medio de la cuarentena.

Nuestros miedos

El miedo colectivo y las ansias de no saber si esto va para largo o simplemente es una pesadilla de la que quisiéramos despertar.

Los incuestionables

El temor a lo desconocido nos despierta emociones complejas que transcurren de forma silenciosa por cada una de nuestras mentes, al no saber para donde vamos y que podemos hacer ante los complejos vientos que soplan y debemos afrontar como nación en estos tiempos.

A la sombra del pánico

Nos cuesta entender porque un virus que no fue creado por nosotros, sea tan profundo e invada de forma prolongada nuestros territorios, el cual nos lleva a vivir situaciones tan difíciles y complejas en un país que no tiene horizonte ni caminos marcados, pues sus gobernantes y élites parecieran sentenciarlo a un proyecto de la guerra, la acumulación de poderes y la corrupción en todas sus dimensiones. Aunque, es complejo pedirle a un gobierno, que no sabe llevar los rumbos de una nación, logre tomar decisiones sensatas y acertadas en medio del miedo, la histeria y el pánico generalizado que consume la sociedad. 

Mañosos

No es novedoso que presenciemos en cada gobierno de turno las mismas noticias, fotos, audios y grabaciones sobre sus nexos con las redes de narcotráfico, el paramilitarismo, las bandas criminales, los carteles mafiosos y los clanes de abajo y arriba que han impuesto una cultural política de la miseria, la compra de votos y la corrupción en todos los niveles.

De insomnios y angustias

“La necesidad de dormir andaba en mi cabeza, sentía que no podía dar más y que posiblemente moriría en el intento de seguir, tenía solo una opción si dar un paso o retirarme de la fila que estaba en la maraña.

La indiferencia ante nuestros males

A gran parte de la humanidad le duele ver morir a sus seres queridos, pareciera que las lágrimas se consumieran el alma y sólo quedará un espacio para sentir por un segundo la profunda impotencia humana ante la incapacidad de no lograr hacer algo frente a un suceso de esta naturaleza.

La maleza de los de arriba

La historia oficial de los de arriba se ha caracterizado por enseñar el desprecio sobre el justo y premiar al bandido, pareciera una maldición que viven aquellos que diariamente se oponen a la violencia, la pobreza y la corrupción en los diferentes espacios de la vida social.

El coronavirus colombiano

La violencia sistémica que ha marcado la historia contemporánea en Colombia, nos remite a la necesidad de comprender qué cientos de familias son víctimas/victimarios de la misma. Un conflicto armado generado por los intereses de las élites tanto de izquierda y derecha, sumidas en la lógica de la búsqueda, manipulación y control del poder desde arriba, nos devela la compleja realidad nacional en medio de las contradicciones y oportunidades que implica la construcción de paz desde los territorios.