00000

Cambio de paradigma en el crecimiento económico

En esta tercera entrega de la saga de “Decrecimiento”, la comunicadora social Laura Cala comenta que el capitalismo como sistema económico hegemónico nos ha impuesto la idea del crecimiento como el ideal y la medida del bienestar, la riqueza y el progreso. Así, crecer se convierte en un imperativo para los países, empresas, pero también para los individuos. El crecimiento se presenta como una línea continua y ascendente, que parece no tener fin. Año tras año, nuestras economías personales, familiares, empresariales y nacionales deben por lo tanto, crecer, para estar mejor. Y el mundo se ha desbocado en una frenética carrera por crecer, como si esto garantizara la felicidad y el buen vivir.

El Crecimiento Responsable

En esta segunda entrega hablaremos del postulado del Historiador Jorge Enrique Esguerra quien afirma que una de las polémicas más fuertes en este primer mes del gobierno de Gustavo Petro se ha centrado en las declaraciones de la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, con relación al futuro de la producción energética nacional. Y como estas las ha enmarcado dentro del ideario del decrecentismo, teoría que respalda la crítica del paradigma del crecimiento económico, se refirió al nexo que puede existir entre esa concepción filosófica con lo que propuso Gustavo Petro en campaña, así como con lo que la misma Ministra está diciendo.

Decrecimiento o crecimiento responsable

Con ocasión de la propuesta del decrecimiento, el programa Sapiens del Centro de Pensamiento libre-CPL, invitó a los expertos: PhD Serge Laurens desde Lyon Francia, el historiador Jorge Enrique Esguerra y la comunicadora Social Laura Cala experta de la Javeriana; quienes abordaron la temática desde varios ángulos:

La problemática de las bebidas azucaradas

Con ocasión de la propuesta impositiva a las bebidas azucaradas, el programa Sapiens del Centro de Pensamiento libre-CPL, invitó a los expertos: PhD Serge Laurens; psicóloga, Sandra Leventhal y al PhD. Bernardo Useche, quienes abordaron la temática desde varios ángulos:

El telescopio más potente de Colombia

Por estos días ha cobrado vigencia el tema de la exploración del Universo; esto a raíz de las primeras imágenes enviadas por el telescopio espacial James Webb, y el lanzamiento de la primera misión del proyecto Artemisa, que llevará nuevamente a los seres humanos a la luna por primera vez desde 1972.

El decrecimiento de Petro

Por estos días ha causado diferentes reacciones en los sectores de la economía la frase de la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, en relación con el decrecimiento económico, esto porque la ministra aseguró “que es necesario que los países empiecen a decrecer sus modelos económicos”; luego aclaró que se refería a los países desarrollados, pues en Colombia no habría posibilidad de decrecer mientras no se cierren las brechas de desigualdad sociales y económicas.

Del dodo al homo

La controversia de Dodo es un libro de ficción escrito por el literato Pablo Emilio Obando, que recoge las inquietudes de los animalistas frente a los abusos a estos seres vivos.

En materia energética el palo no esta para hacer cucharas

El tema de la transición energética a las energías renovables y el reemplazo de la industria extractiva, ha sido una de las banderas del gobierno del presidente Gustavo Petro; sin embargo esta propuesta no ha sido pacífica, varios gremios de la producción, ambientalistas y economistas han planteado sus dudas sobre cómo se haría está transición, sin afectar la cuenta corriente de la economía nacional.

Las simbologías del presidente Gustavo Petro

La posesión del presidente Gustavo Petro estuvo llena de simbologías que representan la equicracia, dejar atrás el pasado, el reconocimiento a la diversidad, las regiones, la paz, entre otras; a través de un acto de irrupción masas y de símbolos donde “El protagonista será el pueblo”:

El plan pistola del Clan del Golfo

Estos actos de barbarie contra uniformados de las fuerzas militares y de la policía realizados por estos días, nos recuerda lo atroz de ese mismo mecanismo utilizado por el cartel de Medellín en cabeza de Pablo Escobar en los años 90s donde se pagaba una suma de dinero por cada policía asesinado, muchos de ellos cuando se dirigían a sus casas en los barrios más humildes de las ciudades.