¿Por qué ganó Petro estas elecciones?

Tras su tercer intento para llegar a la presidencia de la República, el economista Gustavo Petro se impuso sobre el ingeniero Rodolfo Hernández en esta segunda vuelta presidencial; donde contabilizado el 100 % de mesas informadas Petro obtiene 11.281.013 Votos que equivalen al 50.44 %, frente a 10.580.412 votos que equivalen al 47.31 % del total de la votación.
PUBLICIDAD

Así las cosas, su vicepresidente será la afrodescendiente y líder ambientalista Francia Márquez; mientras que su opositor Rodolfo Hernández ocupará un escaño en el Senado de la República, a su vez su fórmula vicepresidencial Marelen Castillo ocupará la de la Cámara de representantes; esto de acuerdo al estatuto de la oposición.

Fueron los jóvenes, las mujeres, los alternativos, los trabajadores, los campesinos, las clases menos favorecidas, entre otros sectores excluidos tradicionalmente por los gobiernos precedentes los protagonistas de estas elecciones; esas personas a las que estos gobiernos de Álvaro Uribe y sus antecesores nunca atendieron; para quiénes la única respuesta fueron unas reformas tributarias con impuestos recesivos, el afianzamiento de la desigualdad a través de la excesiva concentración de la riqueza en unos pocos y de sobremesa el Esmad.

Pero, ¿por qué ganó Gustavo Petro? Gana porque supo leer el descontento tras un estallido social, sucedido por una pandemia que confrontó sin eufemismos a la sociedad con su realidad, agrandando aún más la enorme desigualdad del país: la quinta en el mundo y la segunda en América según el índice Gini; su carrera como congresista se caracterizó por sus denuncias contra la corrupción, el paramilitarismo y la violación de derechos humanos; su paso por la alcaldía de Bogotá sin duda le sirvió como plataforma para la presidencia; el proceso de paz cambió la narrativa de la política, desmarcando el debate de los vericuetos de la guerra para dejar a flote el principal problema del país que es la corrupción; el gobierno más impopular de la historia reciente ha sido el de Iván Duque, lo que se convirtió en el caldo de cultivo para desencadenar la crisis de la clase política, de manera particular la del Uribismo quien con su líder sub judice y con un nivel de rechazo enorme tuvo que silenciarse desde su trinchera de twitter para no perjudicar a sus candidatos, pero esto tampoco le sirvió; por último, tras un largo periodo de luchas intestinas se presenta un cambio generacional que priorizó la lucha contra la inequidad, la protección del medio ambiente y la reivindicación de los derechos sociales contra la narrativa de la guerra.

 

CARLOS LAGOS

Comentarios