Bandera ‘verde’ para la reforma

El proyecto de reforma tributaria del Gobierno, que se halla a la consideración del Congreso, representa una oportunidad sin igual con la mira de poner a tono la legislación ambiental con lo que he llamado la ecologización de la política fiscal, particularmente en lo que se refiere a la financiación y pago por servicios ecosistémicos de parte de la sociedad.

Estanflación global

Antes de que se hayan extinguido los estragos causados por la pandemia que acosa al mundo desde hace un par de años, la estanflación, esto es el fenómeno donde convergen simultáneamente una inflación alta y el estancamiento del aparato productivo, se está convirtiendo en el signo económico de la siguiente década, al menos en los países más prósperos del planeta.

Los costos de la ‘normalización’

Como ya lo advertíamos, en política monetaria, cada vez que la vacilación prevalece sobre la anticipación, a la postre el costo del ajuste necesario para corregir el curso de la misma, a fin de procurar que la inflación se ubique lo más cerca posible de la meta establecida por el banco central, suele ser doloroso y recaer mayormente sobre el aparato productivo.

Entre la anticipación y la vacilación

En junio del año anterior ya era de esperar que, al menos antes de finalizar el 2021, se iniciara un ciclo continuo y pronunciado de alzas de la tasa de interés de referencia del Banco de la República. Desde entonces, no tenía ningún sentido, en medio de la ostensible recuperación de la economía, seguir manteniendo una tasa de interés real negativa. 

Mi libro del año: value (s)

Mark Carney, sin duda el banquero central más destacado de nuestro tiempo, ha publicado un extraordinario libro, Value(s), cuya traducción al español bien podría ser “El valor de los valores”.

Las expectativas de la inflación: Guía clave para la política monetaria

En materia de política monetaria, como nos han enseñado la experiencia reciente y eximios maestros como Michael Woodford de la Universidad de Columbia, más que el último dato de inflación, lo que cuentan son las expectativas sobre la misma, como la guía fundamental del accionar de sus autoridades de cara a su misión de velar por la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda.

El estado de la economía

Como bien se sabe, los dos ejes de la gestión macroeconómica son las políticas monetaria y fiscal. En cuanto a la primera, la Junta Directiva del Banco de la República, su órgano ejecutor, ha hecho lo que está a su alcance. En efecto, tras la fuerte desaceleración del crecimiento del producto interno bruto y su contracción el año anterior – 6.8 por ciento, la más pronunciada desde que existen las cuentas nacionales -, ha reducido su tasa de interés sustancial y rápidamente, y la ha mantenido en términos reales (o sea descontando la inflación), en terreno negativo.

Marco legal del Banco de la República

El Banco de la República ha publicado el libro que lleva por título el mismo de esta columna, escrito por Gerardo Hernández Correa.

La ecologización de la política fiscal

Se aproxima una nueva reforma tributaria. Esperemos que por fin esta sea la primera genuinamente estructural en más de 20 años. Para ponerlo en términos llanos, por estructural se debe entender que al menos tenga una vigencia de dos períodos de gobierno, o sea 8 años. Durante las últimas dos décadas, en promedio hemos tenido una cada 18 meses. El primer proyecto del gobierno del presidente Duque iba en la dirección correcta, pero el Congreso lo cercenó, y lo convirtió en otro puñado de enmiendas eminentemente coyunturales. Si esta vez se logra, sería la oportunidad de oro para incorporar en el ordenamiento fiscal el ingrediente esencial de su modernización a fin de ponerlo a tono con el signo de los tiempos: una profunda y amplia legislación en materia ambiental, tanto desde el ángulo de los ingresos emanados de gravámenes sobre las emisiones de gases de efecto invernadero – comúnmente conocidos como carbon taxes -, así como del lado del gasto destinado a los pagos por servicios ecosistémicos, amparados por instrumentos como los certificados de reducción de emisiones.