Llega el gobierno del cambio

Con poderosos símbolos como terciarse la banda presidencial en Caño Cristales y luego una ceremonia de posesión ante los Arhuacos en la Sierra Nevada de Santa Marta, como muestra de la valoración de la rica biodiversidad y la pluralidad étnica y cultural de nuestra nación, nuestro presidente Petro inicia el gobierno que promete abrir una senda de transformación para Colombia.

“El enemigo de mi enemigo, es mi amigo”

Mientras el senador Óscar Barreto trata afanosamente de desmarcarse del desprestigiado Alcalde de Ibagué y le declara la guerra a través de sus pupilos congresistas y altos funcionarios, este último atrae como el flautista de Hamelin a los “enemigos” políticos que en algún momento fueron “aporreados” por el poder absoluto de su otrora jefe, para que a punta de favores le armen una coalición que pueda ganarle las elecciones el año entrante.

La frente en alto y la moral en el culo

Mientras entregan un país empobrecido, con un abultado y preocupante déficit fiscal, la inflación por las nubes, la violencia desbordada en tantas regiones del país, escándalos graves de corrupción como el robo de la plata del internet para las escuelas rurales, el dólar más alto de la historia y otras tantos infortunios, Iván Duque dice que se va “con la frente en alto” y da discursos patrioteros como ufanándose de su “meritoria labor”.

Garantías

Al hacer pública su aspiración como candidata a la gobernación del Tolima, la doctora Adriana Magaly Matiz debe marginarse de sus frecuentes apariciones en inauguraciones de obras públicas, anuncio de inversiones y eventos institucionales oficiales promovidos por el ente departamental.

Sin agua no hay futuro

El principal obstáculo para el crecimiento y desarrollo de Ibagué es la falta de suministro de agua potable.

Prioridades

A partir de esta semana se inician diálogos regionales para discutir y establecer prioridades del territorio que permitan nutrir el Plan de Desarrollo del gobierno Petro. Van algunas.

Del odio al amor

Cuando ganó la Presidencia Iván Duque, el uribismo y todo el colectivo que reprobaba el acuerdo de paz logrado por Juan Manuel Santos, sintieron que había llegado la hora de pasar factura. El tristemente recordado discurso en la posesión presidencial, del entonces Presidente del Senado, Ernesto Macias, desnudo el odio y la sed de venganza que traía el nuevo gobierno.

El día después

Ya pasaron las elecciones y elegimos el Presidente que gobernará por los próximos 4 años. Atrás quedó la calentura de la campaña, los rifirrafes con amigos y familiares, y el santiamén de argumentos válidos, pero también los improperios y exageraciones que pulularon en redes sociales. Ahora si podemos concentrarnos en lo verdaderamente importante.

Lo que está en juego

La manipulación de la opinión está siendo el arma infame con la que pretenden desviar la atención de los ciudadanos sobre lo que verdaderamente se define el próximo domingo.

¡Qué peligro!

La ausencia de propuestas en la campaña de Rodolfo Hernández pasó a un segundo plano cuando el país empezó a conocer las sucesivas demostraciones del peligro que un posible gobierno suyo podría representar para el futuro del país y nuestra democracia.