24 de Septiembre del 2017
Publicidad
Columnista Invitado
2 Mar 2017 - 3:01am

La culpa es de los partidos

Publicada por
ALEX FERNANDO GRANADOS TRUJILLO
Autor:

En el mundo entero están muy desprestigiados los gobernantes y en el caso del Tolima, tampoco somos la excepción.

Considero que la crisis tiene su núcleo en los partidos políticos; a pesar que a veces le echamos la culpa al votante por elegir de una forma u otra. Y es que los partidos como instituciones necesarias para la democracia representativa tienen su origen en Inglaterra a finales del siglo XVII y se consolidaron en Francia en el siglo XVIII.

Señalo que la crisis es culpa de los partidos porque estos son los llamados a escuchar las voces e interpretar el sentir de la ciudadanía, inclusive deberían ayudar a moldear la opinión de las bases, re-direccionar la opinión de ser el caso, mas no imponer una tesis como verdad absoluta.

Lo anterior puede parecer muy polémico y espero no se confunda con la instrumentación que se hace de las personas, a ese trasteo de votos tan común en época de elecciones. Me refiero que si hay un rumor, por ejemplo, de que el país se le va entregar al homosexualismo-ateo-castro-chavista. Los partidos están en la obligación de aclarar la situación e ilustrar al ciudadano de a pie los pro y contra dentro del escenario del respeto y la argumentación seria, el mundo de las ideas. Y no prestarse para el chisme y manipular las masas.

Por lo tanto los partidos también son una marca, se supone también, estos reúnen una visión de cómo gobernar, tienen unos principios e ideas de cómo administrar las comunidades, no se pueden volver franquicias que se compran y se usan para inscribirme a tal alcaldía, ganar y que la gente ni sepa a quien reclamarle, que es lo que piensan, como lo piensan hacer, o cuáles son sus equipos técnicos.

Realmente no es así, lo que sucede es que los candidatos se paran en una tarima, agarran un micrófono, eligen un enemigo común para descargar su rabia contra estos, despertar pasiones, y luego mostrarnos lo maravilloso que sería si le votáramos a él o ella. ¿Y al cabo del tiempo con que nos encontramos? Con un mandatario que se la pasa improvisando, que no tiene un norte, que no tiene principios claros, que no puede consolidar su equipo, que pelea con el uno y el otro dependiendo el estado del clima, y también nos encontramos con otro gobernante seriamente cuestionado, con amenaza de destitución, con imputación de cargos en la Fiscalía para que muy probablemente inicie otro circo en lo que se convierte la campaña y se repita la historia.

Con partidos serios y con objetivos definidos, ese candidato cuestionado no hubiera tenido aval y el otro tendría un control político serio para responderle a los ciudadanos.

La solución no puede ser más esta dispersión de candidatos individualistas, algunos con unas notables y sinceras intensiones de desmarcarse de la ‘marca’ de un partido que carga con escándalos de corrupción en Bogotá, La Guajira, etc.

Se necesita una reforma política pronto, se necesita de una reorganización y modernización de los partidos políticos existentes, una verdadera intención de mejorar las cosas, pero lo dudo, porque antes los nuevos ricos eran los narcos, ahora los nuevos ricos aparecen de hacer campañas políticas, ganar y repartir contratos entre sus amigotes.

Los jóvenes se deben reunir, estudiar, prepararse, pensar su modelo de país e intentarlo para sacar a esa clase politiquera que lo único que hace es que ellos y sus familias progresen, y que la mayoría de ciudadanos trabajen para ellos, mientras sus condiciones de acceso y calidad a la salud desmejoran, la movilidad empeora y la inseguridad se vuelve parte del paisaje, etc.

En lo local, no sabemos para donde vamos, no hay continuidad de lo bueno de la administración anterior, cada periodo de gobierno es un capítulo de un libro distinto, cuando lo que debe prevalecer es el bien común y no el de una pandilla que se gana la alcaldía o la gobernación para el beneficio de ellos mismos.

En lo nacional, existe una propuesta que en mi opinión es muy buena y no ha tenido mayor difusión y es la reforma que viene proponiendo hace años el ex senador John Sudarsky, deberían echarle un vistazo y apoyarle. http://contrial.co/sistema-electoral-mixto/

Contador Público, especialista en Derecho Tributario

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my space
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Todos los derechos reservados Editorial Aguasclaras S.A. - 2014 - Ibague - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.
Términos y condiciones