23 de Septiembre del 2017
Publicidad
Columnista Invitado
29 May 2017 - 3:01am

Puentes peatonales, carros y motos

Publicada por
ALEX GRANADOS TRUJILLO
Autor:

Siempre que hago diligencias por Cádiz en Ibagué y voy a pasar la carrera Quinta sufro muchísimo luchando contra buses, carros particulares y motos, y sufro aún más viendo personas de la tercera edad que salen de hacer sus vueltas médicas en este sector e intentan hacer acrobacias para pasar con vida al otro lado.

A veces camino hasta el próximo semáforo en la 37 y cruzar y otras veces es subir hasta otro paradero, y están los estudiantes de un colegio por la calle 30 padeciendo para cruzar la calle, sumado a la fila de vehículos parqueados esperando estudiantes por recoger.

De lo anterior, lo primero que se me ocurrió es: ‘En Ibagué hacen falta puentes peatonales, para cuidar al peatón y ayudar a la movilidad de los vehículos’.

Pero no es así, los vehículos No pueden ser los reyes de la selva de cemento y los pobres peatones, merecemos tener prioridad, Y en segundo orden los ciclistas; de hecho a mí me encantaría andar en bicicleta pero me da un miedo enorme que me echen una buseta encima.

Construir puentes peatonales seguramente es necesario en algunos puntos críticos, pero son costosos y requieren mantenimiento y eso cuesta, además que son feos porque son un armazón ahí arriba estorbando la visibilidad, a uno le da miedo que lo estén esperando arriba para atracarlo y qué me dicen de los que tienen miedo a las alturas o a los viejitos para treparse en eso.

La solución para todo esto debe ser la cultura ciudadana, sin duda. A mí siempre me pasa cuando voy hacer vueltas a Bogotá, y los conductores se detienen, levantan la mano y me dan el paso, en respuesta, yo levanto el pulgar como agradecimiento. Esto en Ibagué No me pasa, siento que los gobiernos dan prioridad a los conductores y segrega y discriminan al peatón.

Necesitamos ir pensando que la calle es para todos, para el de la moto, el del carro, la buseta, el taxista y el peatón. Todos debemos hacer uso compartido de la calle, a los peatones no nos pueden seguir maltratando.

En los países desarrollados se invita al uso de la bicicleta, y al uso del transporte público para mejorar el tráfico, pero aquí no hay cómo, primero: no hay infraestructura para los ciclistas y segundo, andar en bus a la gente le da oso, y flojera. Esperar buses que no pasan pronto, luego de la espera subirse a escuchar rancheras o emisoras con locutores ruidosos, es que es imposible contestar el celular en bus porque al otro lado piensan que uno anda de rumba. Por otro lado, me gustaría saber si existe una velocidad promedio que deben llevar los buses, porque en esta ciudad existen dos velocidades: a) Muy lento y desesperante y b) a toda con peligro de accidente. Somos de extremos.

Por eso la gente usa tanto las motos, porque es más económica y las personas llegan rápido a donde tienen que llegar. Quienes tienen moto, no contemplan la posibilidad de andar en bus por las razones antes expuestas. Pero pareciera que el Alcalde los quiere bajar como sea, sea con restricción de parrillero y/o ahora con posible pico y placa, me da la impresión que quiere bajar un pasajero de la moto para que este tenga que pagar un bus o taxi, eso está raro.

Otro problema que veo en las calles es la fila de carros parqueados, ejemplo en la carrera Cuarta desde la 10 a la 14 en una calle angosta, es una ‘delicia’ transitar con un solo carril por causa de la falta de sentido común de algunos.

Sin duda falta cultura ciudadana, nos falta volvernos decentes, pensar que la calle es la oportunidad para que muchos desconocidos nos encontremos y convivamos sin agredirnos y respetándonos, tampoco estoy de acuerdo que la solución primera sea multar a las personas por todo. No me gusta el castigo, prefiero que el Gobierno invierta en formación de ciudadanos, porque un infractor paga y repite para cometer de nuevo la infracción, una persona formada no repetirá estas faltas.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my space
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Todos los derechos reservados Editorial Aguasclaras S.A. - 2014 - Ibague - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.
Términos y condiciones