¿Cuál será el mensaje?

17 Feb 2019 - 3:01am

¿Cuál será el mensaje?

Publicada por
ENRIQUE MEJÍA FORTICH
Autor:

Desde hace veintidós años alternados, he estado vinculado a la Cámara de Comercio desde que fui nombrado Presidente Ejecutivo, cargo que ejercí por seis años; en adelante he seguido adscrito y cercano al desarrollo de la institución, hasta el año pasado que terminé mi periodo de cuatro años como miembro de la Junta Directiva.

Muchos momentos y situaciones especiales se han vivido en estos largos años; crisis profundas, como la que encontramos en el último periodo, que con gran compromiso la Junta saliente, se propuso arreglar y sacó adelante, erradicando prácticas que no corresponden a una institución que debe velar no solo por el desarrollo regional, si no cumplir además funciones delegadas por el estado, por todos conocidas.

En su conformación, la Junta tiene unos miembros elegidos por el voto de los afiliados y otros designados por el Gobierno Nacional; han pasado por allí muchas personas, unas representativas, otras no tanto, pero que en general han ejercido su representación con discreción, respeto por sus colegas sin prepotencias y arribismo, como quiera que todos hacen parte de la misma Junta y tienen las mismas responsabilidades.

Pero parece que las cosas están cambiando con nombramientos como el de cierto personaje, que solicita información a sus colegas por chat y amenazantes derechos de petición, dejando saber que la misma será para llevársela directamente al señor Presidente de la República que se la ha solicitado. Creyendo seguramente que así tendrá el control de la institución, amen de atribuirse el papel de investigador de irregularidades, que solo en una mente perversa tienen cabida, y de paso maltratando a sus colegas de Junta que participaron del periodo anterior, como si fueran cómplices de hechos irregulares; pero lo mas cínico, utilizando el nombre del Presidente de la República para sus mal intencionados propósitos.

Pensaría un ciudadano desprevenido, ¿será que el Presidente de la República, está muy preocupado con lo que pasó en el cuatrienio anterior de una C.C. como la de Ibagué?, ¿será que los temas del país no son lo suficientemente complejos, como para estar utilizando el tiempo en reuniones donde lo van a dejar muy bien informado, supuestamente? ¿Informado de qué? Qué está buscando el nuevo paladín de la ética y los principios que iluminadamente mandaron a salvar la CCI, como si en esta pequeña ciudad no supiéramos todos quién es quién con sus trayectorias y andanzas.

Está claro que el ‘personajillo’ de marras ya fue desmentido por el Gobierno Nacional, que vergüenza.

Pero que mal mensaje se le está enviando a la comunidad empresarial con esta clase de nombramientos, al punto que quien fue designado como su suplente, declinó el “honroso” nombramiento con dignidad, porque está claro que alguien con principios y ética, no puede ser suplente de alguien que no los tenga.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.