Senadores burlándose del pueblo

20 May 2019 - 3:01am

Senadores burlándose del pueblo

Publicada por
CRISTINA PLAZAS
Autor:

Quiero hoy hacer un llamado para que nos unamos todos para exigirles a los senadores que aprueben en su totalidad el proyecto de ley sobre el estatuto anticorrupción que cursa en el Congreso.

Desde que el proyecto fue presentado en la plenaria del Senado para último debate en diciembre del 2018, los congresistas han dilatado de manera grotesca su aprobación porque muchas de sus disposiciones podrían afectarlos debido a las investigaciones que tienen abiertas.

El miércoles pasado, luego de darle trámite a los impedimentos de más de la mitad del Congreso, se aprobaron algunos artículos, pero aplazaron la votación de 20 que tratan de enriquecimiento ilícito, aumento de penas y utilización de información privilegiada.

Fuentes me cuentan que el día del debate hubo mucho lobby para que estos artículos fueran rechazados. Llegaron mensajes del patio de La Picota donde se encuentran los presos poderosos, que es más un resort 5 estrellas.

Entre los artículos que quieren tumbar, están el del aumento de penas, el de pago efectivo de la pena en un centro de reclusión y la eliminación de los resort 5 estrellas que tienen como cárcel. Expongo dos ejemplos:

El viceministro García, condenado por el caso de Odebrecht, se allanó y aceptó que había recibido una coima de 6 millones de dólares. A este bandido le impusieron 11 años de cárcel, pero por haberse allanado le rebajaron la pena a la mitad. Cuando cumpla la mitad de ese tiempo podrá solicitar prisión domiciliaria, es decir, no pasará más de 2 años en una cárcel. Con este proyecto la historia sería distinta; tendría que cumplir 8 años en una cárcel.

La pena para Germán Trujillo, el que robaba la comida a los niños, era de 12 años. Como devolvió la plata, la pena se redujo a 6 años; y como se allanó le rebajaron a 3 años. Es decir, este criminal, que cobraba tamales a treinta mil pesos, no estará más de un año cumpliendo su pena en una cárcel. Con esta ley tendría que cumplir 6 años efectivos en una cárcel.

Tenemos la oportunidad de que esto cambie, de enviarle a los corruptos el mensaje del que la hace la paga y sobretodo que el sistema de justicia no siga otorgando beneficios a estos bandidos que se roban nuestros impuestos. Llegó la hora de exigirles y de no permitir que se burlen del pueblo colombiano.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.