Huawei en la mira de Trump

29 May 2019 - 3:01am

Huawei en la mira de Trump

Publicada por
ÓSCAR MAURICIO REY
Autor:

La compañía de origen chino, admirada en el mundo entero por sus nuevos teléfonos el P30 Pro, reconocido por tener la mejor cámara en un móvil y el Mate X, con capacidad de doblarse completamente, enfrenta una dura batalla que pone en riesgo no sólo su supervivencia, sino la de muchas compañías que hoy fabrican componentes para sus dispositivos.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha impuesto un bloqueo a compañías americanas para trabajar con ellos. El gobierno americano dice que hay serias acusaciones de robo de propiedad intelectual, obstrucción a la justicia y fraude con respecto a las sanciones impuestas a Irán. El gobierno de Donald Trump manifiesta que China es “laxa” con la aplicación de normas a Huawei y que el gobierno chino que podría terminar utilizando sus dispositivos para espiar compañías y gobiernos. Google, compañía americana que provee el sistema operativo, no dará más soporte técnico o actualizaciones a sus teléfonos y además, servicios como Gmail y Google Play no aparecerán en teléfonos vendidos fuera de China.

En Estados Unidos son una marca muy pequeña, en gran parte porque en 2012 ya se había prohibido el uso de equipos de comunicaciones de la marca. Sin embargo, son la compañía de telecomunicaciones más grande del mundo y además el segundo fabricante más grande del mundo con 19% de mercado, después de 23.1% de Samsung e inclusive por encima de Apple con el 11.7%. Decisiones como la de Trump pondría en riesgo inminente a los americanos que los proveen de componentes como afecto colateral.

La noticia, que se ha mantenido viva por semanas, ya va en que la compañía china fue fundada por los cuerpos de seguridad chinos y que son un riesgo para la seguridad nacional americana. Aunque pareciera que los chinos no están libres de pecado, la verdad está lejos de salir a la luz pública. Mientras esto termina, Google ha sacado provecho pues ya fabrica sus propios teléfonos y sigue vendiendo su sistema operativo a otros fabricantes menos poderosos ¿Será coincidencia?

@oscarmrey

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.