El vía crucis del proyecto anticorrupción

17 Jun 2019 - 3:01am

El vía crucis del proyecto anticorrupción

Publicada por
CRISTINA PLAZAS
Autor:

Desde hace unos meses he seguido de cerca el proyecto de ley que cursa en el Congreso que le quita los beneficios a los corruptos. En varias de estas columnas me he referido al tema.

Recordemos que este proyecto entró al Senado hace cinco meses y durante todo este tiempo, varios senadores han hecho hasta lo imposible para que no se apruebe.

El primer obstáculo de este proyecto fueron los impedimentos, que, como lo hemos dicho, es una vergüenza que más de la mitad del Congreso tenga investigaciones en curso.

El vía crucis no ha terminado porque varios senadores de los partidos Cambio Radical, Centro Democrático, Liberal, Conservador y de la U han hecho todo lo que está a su alcance para evitar su aprobación. Tanto así que cuando ya se tenía un acta de acuerdo firmada entre las bancadas, el Gobierno y la Fiscalía, fueron varios de los firmantes los que más observaciones y proposiciones presentaron esta semana, con el único objetivo de dilatar su trámite.

Tampoco se ha visto voluntad política por parte del presidente del Senado, Ernesto Macías, quien esta semana lo puso en el puesto 21 en el orden del día, pero por la presión de los medios y la ciudadanía, tuvo que recapacitar.

El pasado miércoles por fin quedó en primer lugar de discusión, pero varios congresistas solicitaron que se modificara el orden del día, por tanto se empezó a discutir al final de la tarde.

Como era de esperarse, solo se discutieron unos cuantos artículos, ninguno de los que pisan callos, como los que eliminan la casa por cárcel, las cárceles cinco estrellas y plantean el aumento de penas.

La sesión se terminó porque muchos de los “honorables” senadores tenían cosas más importantes que hacer, como irse a ver la final del fútbol colombiano.

¡No podemos dejar que nos sigan viendo la cara de idiotas!

Estamos muy cerca de que personas como los Nule, Trujillo, los de Interbolsa, entre otros, no cumplan penas irrisorias en sus mansiones o en cárceles de lujo con chef privado, tragos y fiestas.

Los invito a todos para que hoy lunes le exijamos al Senado, a través de las redes, que se aprueben los artículos restantes. Estamos a un paso, no desfallezcamos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.