Marchas, desinformación y mentiras

21 Oct 2019 - 3:01am

Marchas, desinformación y mentiras

Publicada por
CRISTINA PLAZAS
Autor:

Esta semana nuevamente vimos a los estudiantes en las calles reclamando por sus derechos; algunos protestando de manera pacífica y otros vándalos cobardes acabando con las ciudades. Los estudiantes reclamaban por el supuesto incumplimiento del gobierno de los acuerdos y por el artículo 44 del proyecto de presupuesto.

Al respecto, tengo algunas consideraciones.

Lo primero es que esta semana se aprobó el presupuesto más alto de la historia para el sector educativo, que pasó de 38,5 billones en 2018 a 44,1 en 2019. Esto significa un crecimiento del 11%. Adicionalmente, en el plan de desarrollo se asignaron más de 4,5 billones de pesos en el cuatrienio para fortalecer la Educación Superior.

Por tanto, afirmar que el gobierno no ha cumplido con lo pactado no es cierto.

Ahora bien, todavía hay mucho por hacer. Basta con entrar a algunas universidades públicas para ver el estado deplorable de su infraestructura.

La otra motivación de la marcha fue el supuesto mico incluído por el gobierno en el presupuesto para el pago de las demandas de la Nación con cargo al sector, lo cual no era cierto.

El artículo 44 ha estado en los últimos 17 años en todas las leyes de presupuesto; por tanto, aseverar que fue un mico del gobierno, no solo es falso sino irresponsable. El propósito que tiene es recordar que las universidades públicas, como todas las entidades estatales que administran recursos públicos, son las encargadas de atender las sentencias proferidas en su contra. Esto es lo que tanto exige Fecode: autonomía presupuestal.

Obviamente muchos políticos aprovecharon esta situación para ganar réditos políticos.

Entre ellos, la candidata a la alcaldía de Bogotá, Claudia López, que en su Twitter dijo: “¡Esto se llama asalto a proposición armada! El año pasado le dijeron a los estudiantes que incrementarían el presupuesto de educación y este año lo desvían a pagar las deudas del desfalco que deja la corrupción”.

El senador Petro también se pronunció en su cuenta de Twitter: “el movimiento estudiantil no debe salir solo a las calles”. “Hay que responder como en Ecuador.”

Además de ellos, otros influenciadores y líderes políticos también se pronunciaron en este sentido; y está bien que peleen por la educación, lo que no está correcto es desinformar y apostarle a la inestabilidad que generan algunas de estas protestas. Esto lo único que va a lograr es que muy pronto se viva en todo el país el caos que se vivió en Bogotá ese horrible 9 de abril de 1948.

¡Estamos advertidos!

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.