¡Responsabilidad VS. beneficio particular!

Que desilusión se siente cuando una sociedad se acostumbra a opinar sobre temas, situaciones de actualidad como; política, candidatos, estrategias, y todo lo que conlleva a una realidad de un país, donde viven millones de personas y cada una defiende su posición, sin preocuparse por indagar, investigar, en fuentes que conservan información con criterio, historia, resultados, estadísticas sin manipulación.
PUBLICIDAD

Hoy se está viviendo que las personas permiten que otras influyan tanto en su manera de pensar y de sentir, que tienen la capacidad de influenciar por quien dar o no un voto, sin poner en duda si lo que escucha es verdad o carece de fundamento.

Los medios de comunicación, sean radiales, televisión, redes sociales, periódicos, revistas, portales, entre otros, todos aquellos que generan información minuto a minuto porque ni siquiera pasa un día, juegan un papel importante en el momento que entregan la información, ya que se percibe que lo que se dice, se hace con propósito de interés particular de un resultado conveniente, sin importar cuánto daño se hace transmitiendo contenido con una carga negativa, en vez de tomar un papel profesional basado en propuestas, estadísticas, tomando una actitud proactiva, constructiva sin rencor, ni sevicia, porque lo único que logran es la contaminación auditiva, visual, pero sobre todo el maltrato mental a toda una sociedad que en algunos casos no cuentan con formación suficiente para saber interpretar, pero sobre todo para recibir tanta información que no hace bien, al contrario, lo único que se logra es afectar emocionalmente.

Por lo tanto, toda empresa o persona que genera información debería tener presente como influye en una comunidad y de esta manera actuar con responsabilidad sin dejar que prime el bien propio entre recursos económicos o una posición de rating.

Lo que está en juego no es un partido de fútbol, lo que se está jugando es la democracia de un país lastimado, golpeado por la corrupción, envuelto en un mundo de información acomodada con fines particulares.

A pocos días de la segunda vuelta presidencial siguen por el mismo camino, solo buscan transmitir información basada en odios, rencores, toman de cada persona las frases, los momentos que generan controversia como, el que más hable mal del otro, mostrando con sevicia los errores que han cometido y se olvidaron de generar información que construya una mejor sociedad, que permita que cada persona tenga la libertad de votar a conciencia sin manipulación y mucho menos votar por presión de unos cuantas personas que solo buscan el poder sin importar cuánto daño social puede llegar a generar.

¡Con la democracia no se juega, mucho menos se manipula!

*Gissela del Carmen Alvis Ladino. Magíster en educación- Especialista en pedagogía de la virtualidad. Coach Ontológico.
*Gissela del Carmen Alvis Ladino.

Comentarios