El caos social puede ser más letal

“Somos los dueños de nuestros destinos, somos capitanes de nuestras almas”, afirmó Wiston Churchill Primer Ministro Británico durante la Segunda Guerra Mundial.

Solidaridad y liderazgo

En definitiva las crisis requieren liderazgos sólidos, en algunos casos autoritarios, pero no arbitrarios.
Son un escenario perfecto para medir las capacidades y habilidades de aquellos a quienes desde el poder popular les hemos concedido esta dignidad.

¡Pilas con la ansiedad y la depresión!

Muchos columnistas escribirán sobre la necesidad de tomar medidas y apropiar dineros para el sector salud y así afrontar la crisis generada por el COVID-19; otros pedirán que el Banco de la República tome medidas efectivas para contener la crisis financiera.

El Covid-19 esconde otras amenazas

Al escribir, ya seis casos de coronavirus se habían detectado en el Eje Cafetero y un total de 277 en el país. Afortunadamente sin muertes, la enfermedad avanza en medio de una sociedad temerosa, un sistema de salud a prueba y unas medidas oficiales bien tomadas y acatadas sin excepción que ojalá sean suficientes y a tiempo. 

Una capa para momentos de crisis

Cuatro acciones esenciales para afrontar la cuarentena y convivir sanamente consigo mismo, la familia y los colegas de trabajo.

¡Gracias!

No importan sus edades: algunos son muy jóvenes, con el brillo de la ilusión iluminando sus rostros; otros ya mayores, con el peso del cansancio sobre sus hombros. Hombres y mujeres que visten el mismo uniforme, a veces blanco, otras azul y otras verde, de diferentes tonalidades.

El valor de las palabras

Para nadie es un secreto que nos encontramos en medio de medidas de prevención para que el Covid-19, catalogado por la Organización Mundial de la Salud como una emergencia en salud pública de importancia internacional (Espii), no avance de manera desmedida.

Llegó la hora de unirnos

Al cierre de esta columna, el Ministerio de Salud confirmó que ya son 24 casos de colombianos contagiados con Covid-19. Esta situación pone a prueba nuestra capacidad de innovación, de ajustarnos a nuevos escenarios, de reacción de las instituciones del Estado, pero sobretodo, nuestra capacidad de trabajar juntos como país.

¡No más terrorismo, Alcalde!

El tiempo de aprendizaje y la politiquería tienen su costo social y económico para la ciudad, “el anuncio de 517 despidos en la Alcaldía de Ibagué, tienen al borde de los nervios a toda la planta de personal, teniendo en cuenta que solo quedarán 369 trabajadores” sin que estas cifras sean reales, circuló la noticia en días pasados en las redes sociales, lo que ha generado miedo e incertidumbre entre los funcionarios en provisionalidad.