Del robo de ropa extendida en los patios a las masacres(I)

Nuestra Corte Constitucional ha repetido que la Política criminal colombiana de todos los gobiernos ha sido incoherente, errática, sin bases científicas, e inspirada en el Populismo punitivo; y la academia incluye en dicha Política a los discursos oficiales por ser el vehículo de comunicación con la opinión pública no experta, buscando legitimarla y anticiparse a las investigaciones de las instancias competentes para crear impacto de eficiencia y calmar los deseos de justicia de la población. En dicha práctica abusiva de poder se anticipan responsables, se adivinan modalidades del hecho, se suprimen criterios de dosimetría punitiva prometiendo “todo el peso de la ley”, etc.

Rescatar la masculinidad

Se ha tornado difícil hablar de masculinidad en algunos ambientes, salvo que se le añada el adjetivo “tóxica”. Rasgos asociados a la personalidad masculina -como ideal- tienden a ser vistos de manera negativa: la fortaleza, la valentía, la inclinación a correr riesgos y a competir, el afán de desarrollar la propia potencialidad, la magnanimidad en los proyectos…, son considerados más como prepotencia que como cualidades. La masculinidad estaría bajo sospecha, pero para bien de la sociedad es importante rescatarla.

Educación, competitividad y empleo

Estos tres temas, hoy referidos como prioritarios, son complementarios y deben ser evaluados según el contexto geográfico de análisis. Un primer escenario de análisis es la capital del departamento y el segundo los restantes 46 municipios, en los dos se debe diferenciar el espacio geográfico urbano del rural.

¡Con el futuro de los jóvenes NO se juega!

Desde hace unos años se dice que la Universidad de Pamplona en Norte de Santander ha sido capturada por la politiquería y el clientelismo. Muchas denuncias se han presentado sobre la presión que ejercen las directivas, en cabeza del rector Ivaldo Torres, sobre los funcionarios y contratistas para que voten por sus candidatos en las elecciones locales y nacionales; y las represalias que toman cuando no acatan dichas órdenes.

Trabajar por la salud mental en tiempos de pandemia

Los problemas y trastornos de salud mental se visibilizan de una forma importante en tiempos de pandemia: el distanciamiento físico, la inestabilidad laboral y económica, tanto personal como familiar; las dinámicas escolares y laborales en casa; el riesgo latente del contagio, la enfermedad y hasta la muerte; la virtualidad y el manejo del tiempo, son solo algunos de los factores que ejercen presión e inciden en la salud mental de las personas y las familias, incluso agudizando trastornos y enfermedades mentales pre-existentes que requieren tratamiento y seguimiento especializado.

Corrupción: ¿Crisis del Sistema Educativo?

Todo indica que la corrupción no tiene quien la pare, ni siquiera la pandemia pudo hacerlo, todo lo contrario, el virus la incentivó, convirtiéndola en el tema reiterado de todos los días y de todos los medios de información hasta el punto que ya es incómodo, ver o escuchar un noticiero, leer un periódico o revista dado que arriba del 70% de su contenido está relacionado con la misma.

Tolima resiliente

El departamento del Tolima fue uno de los escenarios donde se vivió con mayor ahínco el fenómeno de la violencia partidista en Colombia, el cual se tornó dantesco tras la caída de la dictadura militar en 1957; convirtiéndose en el problema de mayor trascendencia en la vida republicana del siglo pasado. Por ello Alberto Lleras Camargo expresó que "El caso del Tolima debe ser el objeto de la más honda, viva y eficaz preocupación de toda la república".

Cidh condena nuevamente al Estado colombiano

El Estado colombiano ha sido condenado sinnúmero de veces por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por participación directa de sus servidores públicos en la violación de los derechos de su población, o porque, teniendo en teoría el monopolio de las armas, no ha sido capaz de evitar dicha violación por parte de sus Agentes. En efecto, es de los países americanos más condenados – junto con Perú y Guatemala- y en la actualidad, de los cerca de 1.000 procesos en curso ante dicha Corte Internacional, Colombia es el país con más casos abiertos: por relación de Agentes del Estado con paramilitares, por Ejecuciones extrajudiciales, por muerte de sindicalistas y líderes sociales, por genocidio de grupos políticos o sociales, por violación de la libertad de prensa, etc. (Internamente el Estado colombiano tiene demandas por cerca de 400 billones de pesos, por desprotección de las víctimas, por detenciones ilegales, por no vigilar las EPS, por equivocada o ineficiente señalización vial, etc.)

El turno de la socioeconomía

Que la economía empresarial está convaleciente es una verdad de a puño. Además del alto índice de desempleo, no es sino darle un vistazo a recientes titulares: “Con IA atenderemos avalancha de empresas en ley de insolvencia”.