Anticipando fechas importantes (parte 3)

“Anticipando fechas importantes” se ha convertido en la hoja de ruta de la Policía Metropolitana de Ibagué, para entregar recomendaciones y hacer un llamado a la cultura ciudadana, buscando generar los necesarios ambientes de corresponsabilidad Comunidad – Administración Municipal - Policía Nacional, frente a la realización del 43º Festival Folclórico Colombiano, a fin de que se desarrolle esta magno evento, logrando mantener los niveles óptimos de seguridad ciudadana y convivencia pacífica en la ciudad musical y los municipios aledaños que se adhieren a la festividad, con actividades en sus territorios.

En esta ocasión, es necesario hacer especial hincapié en el hurto como principal fenómeno de tendencial incremento en los días del Festival, por el inminente arribo de delincuentes de otras regiones, que pretenden generar espacios de inseguridad; y hablamos del hurto a personas en las modalidades de “raponazo”, “fleteo”, “taquillazos” en establecimientos comerciales, hurto a residencias mediante modalidades engañosas y aprovechamiento de factores de oportunidad, hurto a vehículos y motocicletas que son abandonadas sin estudiar las medidas mínimas de seguridad, como el pago de parqueaderos o la confianza absoluta evidenciada cuando los denunciantes expresan que sus automotores fueron abandonados por largos periodos sin ser observados, al igual que dejando las llaves en los dispositivos de encendido.

Así mismo, la extorsión telefónica, tiende a generar un incremento, como modalidad utilizada por estafadores que se hacen pasar por cabecillas de bandas de crimen organizado y estructuras guerrilleras, para incrementar su capital, durante los días previos al inicio de los días de celebración folclórica, en los que con el dinero ajeno, pretenden embriagarse y disfrutar. En este caso, también se evidencia que las llamadas pueden ser realizadas con historias ficticias, como aquellas que indican la captura o secuestro de un familiar por parte de la Policía y que se requiere dinero para liberarlo.

Frente al panorama expuesto, debemos hablar un solo idioma centralizado en Corresponsabilidad. Se reconoce el compromiso sagrado de la institución policial en desplegar los planes y estrategias de control, que permitan incrementar la seguridad en todo el entorno de festividad, fortaleciendo el ámbito de protección en la ciudadanía en general y los visitantes, que buscarán en Ibagué, una cuna calurosa para disfrutar sanamente de la cultura regional, ejemplo de sano esparcimiento. Pero es este el espacio propicio para definir la responsabilidad de la comunidad, generando medidas de autoprotección y creando un blindaje de todo ataque delictivo, sin dar oportunidades a los fantasmas que amenazan en la multitud de los eventos y la soledad de residencias, cuando sus moradores salen a disfrutar de los escenarios de celebración como desfiles, conciertos, Reinado Municipal y Nacional del Folclor, entre otros.

Entre dichas medidas, es perentorio eliminar toda actitud confiada, sin permitir el ingreso a las residencias de aquellos desconocidos que fingen ser enfermeros (as) y/o doctores (as), en campañas de vacunación y salud, funcionarios de empresas de servicios generales y de servicios públicos que acuden a realizar revisiones rutinarias, e inclusive, presumiendo ser unidades judiciales de la Sijin o CTI de la Fiscalía, con orden de allanar la residencia.

La protección está en nuestras manos, aplicando las tácticas de Seguridad Humana y confiando en la Policía Metropolitana de Ibagué, que pone a su servicio todo el talento humano que permita disfrutar del mejor Festival Folclórico Colombiano de nuestra historia. Las líneas 123 y 165 del Gaula están dispuestas 24 horas para atender todo requerimiento y dar instrucciones más amplias sobre las modalidades de hurto, extorsión y otros delitos de probable incremento. ¡El éxito depende de todos! DIOS Y PATRIA.

Comandante de la Metib

Comentarios