22 ángeles de la guardia celestial

365 días después de tan lamentable hecho registrado en el alma máter de la Policía Nacional, los colombianos aún siguen dando muestra de dolor y rechazo hacia los violentos, aquellas mentes y manos criminales que planean y ejecutan hechos tan atroces como los ocurridos el 17 de enero de 2019, donde en la escuela de cadetes General Francisco de Paula Santander, 22 de nuestras mejores mujeres y hombres, dejaron de brillar con luz propia.

Familias que en medio del dolor que implica la pérdida de un ser querido, siguen adelante, confiando en que los cerca de 180 mil policías de Colombia, seguiremos cumpliendo el sueño y honrando la memoria de quienes ya no están con nosotros, de aquellos que ofrendaron su vida por servirle a la patria.

Agradecemos a todos nuestros compatriotas por esos gestos de solidaridad para con nuestra institución, tal y como se evidenció este viernes, donde muchas personas nos acompañaron como institución, pero por sobre todas las cosas, acompañaron a la familia del extinto cadete Stiven Ronaldo Prada Riaño, un joven ibaguereño, quien nació en esta tierra, destacándose como un portero de fútbol excepcional, y quien con el paso de los años, sintió la necesidad de servirle a su país desde la Policía Nacional de Colombia.

Hace 9 meses, en reconocimiento y como homenaje a estos 22 héroes de la patria, en Ibagué sembramos igual cantidad de árboles, los cuales quedarán como testigos indelebles, que cada uno de ellos es una esperanza de vida, que le entregará aire puro a los habitantes de esta región, garantizando la alegría de respirar nuevos sueños, esos mismos que no pudieron seguir alcanzando nuestros uniformados, ya que esa violencia fratricida que odia la vida se los arrebató.

Para nosotros, ellos no murieron, simplemente se adelantaron a un encuentro ineludible, aquel que en este mundo terrenal, solo nos hicieron perderlos de vista, pero solo de vista, porque que en nuestros corazones quedarán por toda la eternidad, y en la historia de nuestra institución, serán admirados por las futuras generaciones de policías, ya que cada una de ellas relataran lo que les contaron, sobre esas mujeres y hombres, que hoy hacen parte de la honorable “Guardia Celestial”.

Dios y Patria.

Comandante Policía Metropolitana de Ibagué

Comentarios